domingo, 14 de abril del 2024

Josep Borrell, el Imperialista

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El Periodista y Activista de Derechos Humanos letón, Otto Ozols, nos dejaba hace unas semanas en Las Repúblicas, una magnifica Exclusiva, a parte de una magnífica Entrevista, sobre el infame trato que había dispensado España en la causa independentista del Procés. Escritor y testimonio de opinión en los Temas de rigurosa actualidad, busca implicarse cuando informa.

Ahora nos obsequia con otra brutal reflexión, también en exclusiva, sobre su opinión personal en diferentes temas, que le han afectado a él o a su país, con el nexo común de la infame y antidemocrática ‘política’ que hace el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y política de Seguridad, Josep Borrell, al que trata sin tapujos, de «Agresivo Imperialista»… 

- Publicidad -
Otto Ozols.

Estas son sus palabras:

El alto representante de la UE para asuntos exteriores y política de seguridad, Josep Borrell, es sencilla y llanamente; imperialista… Hace unas semanas, en una entrevista con Las Republicas, llamé imperialista al alto representante de la UE para asuntos exteriores y política de seguridad, Josep Borrell. Entiendo que esto es un grave insulto, especialmente para un político tan importante de la Comisión Europea. Explicaré el porqué estoy seguro de ello.

- Publicidad -

Considero a Borrell un imperialista debido a sus acciones y comportamiento. Baso esto en cinco ejemplos conocidos. Pero por alguna razón incomprensible antes de su nombramiento para tal puesto, esto no se discutió en los principales medios de comunicación europeos. En el caso de Borrell, con el término imperialista, me refiero a una persona que no respeta los fundamentos de la democracia, es agresiva y arrogante con los periodistas y los medios de comunicación, trata de ocultar los crímenes de los regímenes imperiales totalitarios contra países pequeños, pueblos.

El primer caso

- Advertisement -

En 2006, cuando Borrell era presidente del EP, no permitió que una placa conmemorativa dedicada a las deportaciones masivas en 1941 en los países bálticos fuera colocada allí por los eurodiputados de los países bálticos: Estonia, Letonia y Lituania. «Esto caracteriza vívidamente sus puntos de vista políticos», dijo entonces la eurodiputada Sandra Kalniete, de Letonia. [Pacto Mólotov-Ribbentrop]. Estamos hablando de una deportación masiva: casi cien mil personas de la población de los países bálticos ocupados por el régimen de ocupación soviético a Siberia en junio 1941.

Fue una gran tragedia para los pueblos de los países bálticos ocupados: más de un tercio de los deportados a Siberia murieron de frío, hambre o fueron asesinados. Hoy, el régimen del Kremlin está tratando de ocultar los crímenes del régimen comunista contra los países bálticos y otros. Borrell mostró una falta de respeto por estas trágicas páginas de la historia. No se sabe si lo hizo en interés del Kremlin o si, como imperialista, simplemente no quería recuerdos de esta dolorosa historia. Fue una clara bofetada a todas las víctimas de la represión estalinista.

Segundo caso

Un ejemplo similar muestra que los crímenes del antiguo comunismo contra los países ocupados no le parecen dignos de mención. En 2006, los diputados de Polonia querían perpetuar la tragedia de Katyn con un momento de silencio. Estamos hablando de la Masacre de Katyn, cuando en 1940, los ocupantes de la URSS dispararon a 22.000 oficiales de ejército, intelectuales, policías y civiles polacos. Antes de esto, el régimen nazi de Hitler, junto con Stalin, atacaron y dividieron conjuntamente a Polonia. Para los polacos, este es uno de los recuerdos más trágicos de la historia.

Borrell respondió de nuevo. Declaró públicamente: «en la Unión de 25 países, cada uno tiene un pasado. Si quisiéramos honrar la memoria de cada crimen con un minuto de silencio, estaríamos en silencio todo el tiempo». Esto demuestra una vez más su tolerancia a los crímenes imperialistas contra los pueblos pequeños. Su posición fue otra bofetada en memoria de las víctimas de Stalin.

Tercer caso

Un claro signo de desprecio por la Prensa libre, por los periodistas. Esta es una entrevista escandalosa al periodista del Deutsche Welle, Tim Sebastian, en el programa ‘DW Conflict Zone’.»Desde el principio de la entrevista, Borrell comenzó a amenazar agresivamente al periodista de que terminaría la entrevista, y le increpó que el periodista no se comportara de manera rutinaria. Luego anunció: «Haz las preguntas correctas y déjame hablar». El término «preguntas correctas» es típico de los medios controlados por regímenes imperialistas totalitarios, por lo que los políticos gobernantes solo piden a los periodistas que pregunten qué les gusta.

La actitud de Borrell refleja con precisión esa actitud. Este programa está disponible en YouTube y sus ataques comienzan a las 4 ’21». También le indica al periodista que podría estar «mejor preparado» y que «la próxima vez habría preparado otros asuntos». Esto se puede ver al final de la conversación a las 25’08». Es un claro recordatorio del Ministerio de propaganda de la Alemania nazi, donde el jefe de propaganda nazi, Joseph Gebels, convocó semanalmente a editores de periódicos y periodistas para indicar qué «preguntas correctas» hacer y sobre qué escribir.

Programa al que hace referencia Otto Ozols:

Cuarto caso

Al comentar sobre la historia de los Estados Unidos, recientemente dijo despectivamente: «todo lo que hicieron fue matar a cuatro indios».

Permítanme recordarles que estas palabras fueron pronunciadas públicamente por el actual Alto diplomático de la UE …

Quinto caso.

Josep Borrell es un opositor radical a la autodeterminación de Catalunya. Esencialmente, esto significa que en su percepción de la Europa del siglo XXI pueden haber Naciones de derechos «superiores» que tienen todos los derechos, pero también hay Naciones «inferiores» que pueden no tener los mismos derechos. Por ejemplo, los escoceses tenían derecho a la autodeterminación, mientras que los catalanes no. Obviamente, desde el punto de vista de Borrell, los catalanes son una nación de «segunda clase».

El hecho que millónes de personas en Catalunya reclamen el derecho a la autodeterminación no le parece un argumento. Vemos que «eso no es suficiente»para él. Esto recuerda lo mismo que Putin y Lukashenko le dicen al mundo sobre los protestantes democráticos en las calles, que son una «pequeña minoría». Pues de la misma manera para este político, puede haber Naciones con más derechos y Naciones que no se lo merecen, en un diagnóstico imperialista. Peor aún… cuando todos los hechos anteriores no se tuvieron en cuenta en el momento en que Borrell ‘ambicionó’ el importante cargo sobre la seguridad de la Unión Europea y la política exterior.

Esto demuestra una vez más que hay un grave déficit democrático en la Unión Europea. En su actitud cínica hacia los crímenes de los regímenes totalitarios contra los pueblos pequeños, de hecho, habla de la misma manera que Putin y otros similares. Lo mismo se puede ver en su actitud agresivamente arrogante hacia los periodistas. Cómo a una persona como esta se le ha otrogado un cargo tan importante, es una cuestión muy grave sobre la actitud del propio Parlamento europeo y la Comisión Europea. En organizaciones serias, responsables y democráticas, no habría lugar para personas con un pensamiento imperialista tan agresivo.

Se acabó lo que se daba si creemos que en la Unión Europea, a diferencia de la Unión Soviética, se puede permitir no defender una sociedad, donde no haya lugar para los imperialistas agresivos en el poder, y sí presos políticos en las cárceles y medios de comunicación, que saben cómo «comportarse correctamente»…

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.