jueves, 11 de agosto del 2022

El historiador argentino Federico Finchelstein: “Franco ocupa un lugar jerárquico entre los mentirosos de la historia del fascismo”

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Para el historiador argentino Federico Finchelstein (45 años, Buenos Aires), una de las principales características del fascismo es que “Los fascistas creen en sus propias mentiras”.  Este escritor recuerda como Joseph Goebbels, el ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de Hitler, dejó constancia en sus diarios personales de su orgullo por “cómo los medios de comunicación alemanes comentaban lo buenos que eran sus artículos”.

La anécdota ilustra, según“Goebbels controlaba los periódicos y es interesante que, en sus diarios, que no fueron escritos para el público, terminara creyéndose la propia mentira del aparato propagandístico que él mismo creó”, señala Finchelstein, autor de A brief history of fascist lies (Una breve historia de las mentiras fascistas, University of California Press, 2020), que en unos meses publicará en España la editorial Taurus y que recuerda elPaís.

- Publicidad -

Es el mismo uso de la mentira que, según el experto en ideologías extremistas, hacen los presidentes de Brasil y Estados Unidos, Jair Bolsonaro y Donald Trump, a los que considera “posfascistas”. Al igual que a los líderes de Vox, a quienes describe como herederos del dictador Francisco Franco. Que es uno de los grandes mentirosos de la historia del fascismo, que ocupa un lugar lamentable, casi jerárquico”. Finchelstein define al dictador español como un “hito de la mentira fascista”.

“Después de asesinar a una parte importante de la oposición y de haber obligado al exilio a otros tantos, Franco convocó un referéndum en 1947 para confirmarle como jefe del Estado de España vitalicio”, continúa. Franco “argumentó que esas dudosas elecciones habían sido extremadamente libres y bienvenidas, es decir, su mentira fue que la dictadura y la libertad eran compatibles. “Es el mismo personaje que decia que el bombardeo de Guernica fue orquestado por los comunistas”, apuntala el historiador.

- Publicidad -

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.