lunes, 30 de enero del 2023

Empieza a fracasar la política ‘Cóvid 0’ China: Trabajadores huyen de la fábrica del iPhone

La pandemia no ha acabado ni mucho menos para el gigante asiático, y la variante Ómicron se ha hecho imposible de mantener, a pesar de que la semana pasada había más de 200 millones de personas confinadas en 28 grandes ciudades.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

La política de «Cóvid Cero» en China ha logrado mantener el coronavirus controlado en el país durante casi 2 años, pero la variante Ómicron, mucho más contagiosa, la está convirtiendo en imposible de mantener.

Dos ejemplos muy recientes lo muestran de forma clara y diáfana: la gigantesca factoría que fabrica el iPhone en Zhengzhou, en el centro del país, y el parque de atracciones Disney de Shanghái.

- Publicidad -

En la fábrica de la empresa taiwanesa Foxconn en Zhengzhou trabajan 200.000 personas y produce la mayoría de los teléfonos iPhone de Apple que se venden en todo el mundo. El 13 de octubre un brote de Cóvid hizo que las autoridades decidieran confinarla, y la idea era que los trabajadores vivieran y trabajaran allí sin salir del recinto mientras durara el confinamiento.

Trabajadores de Foxconn (fabrican el IPhone de Apple) rompiendo las puertas de entrada y saliendo del recinto de la fábrica.
Trabajadores que han huido de la fábrica de Foxconn (Apple) en Zhengzhou este fin de semana, caminando a oscuras por una carretera.

En las primeras semanas funcionó según lo previsto, pero como no han parado de aparecer casos, el confinamiento se ha ido alargando, y la situación de los trabajadores se ha ido degradando, según indicaba la Agencia Reuters hace un par de días desde China.

- Publicidad -

Y algunos cientos, hartos de la falta de comida, agua y otros suministros, han decidido marcharse, saltando las vallas y forzando las puertas, desbordando la capacidad de los servicios de seguridad.

Las imágenes del éxodo de estos trabajadores, caminando por las autopistas para regresar a sus casas, han podido verse en las redes sociales antes de que la censura las eliminara. El secretismo oficial sobre este grave problema no ha podido impedir que las imágenes circularan, y la empresa está intentando frenar la fuga ofreciendo incentivos económicos.

- Advertisement -

Vídeo:

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.