sábado, 13 de agosto del 2022

Villarejo dice que el CNI frenó parte de la Operación Catalunya para proteger a Juan Carlos I

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Más grabaciones de Las Cloacas del Estado. En septiembre del 2017, el comisario jubilado José Manuel Villarejo explicó a la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que el rey emérito tenía mucho dinero en una cuenta en Suiza. Con lo que si se investigaba en Andorra se podía llegar al emérito y sus cuantiosas, y conocidas a posteriori, cuentas en Suiza.

Lo afirma el diario El País, que este miércoles ha publicado nuevos fragmentos de conversaciones grabadas por Villarejo, en este caso, dos años y medio antes de que se supiera que la Fiscalía suiza lo estaba investigando. Según esta grabación, justo antes del referéndum del 1-O, Villarejo quería hacer públicos los nombres de 4.000 catalanes que tenían dinero en el mismo banco de Andorra que los Pujol.

- Publicidad -

Pero el director de semillas del CNI, Félix Sanz Roldán, se lo impidió, porque eso habría llevado a la pista del dinero del emérito en Suiza, que estaban en una cuenta llamada «Soleado»: «En Andorra, las famosas notas que yo hice… y se cambia toda la información que había sobre Catalunya, que sería definitiva ahora, para proteger la famosa cuenta Soleado del emérito. Volvemos a lo de siempre.» 

Villarejo creía que Sanz Roldán lo detuvo porque si se investigaban las 4.000 cuentas aparecerían transferencias hechas por el mismo intermediario que se encargaba del dinero del rey emérito en Suiza. En la grabación, Cospedal le pregunta si la vicepresidenta de entonces en el gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría (a la que llaman «la pequeñita») estaba detrás, y Villarejo lo confirma.

- Publicidad -

Cuenta compartida del emérito y el director del CNI

El País también ha publicado fragmentos de una conversación de año y medio antes, en marzo del 2016, con Ignacio Peláez, abogado de algunos acusados ​​en el caso Gürtel, en el que Villarejo da más detalles. En concreto, asegura que Sanz Roldán compartía cuentas bancarias en el extranjero con Juan Carlos I en las que había fondos reservados y comisiones mezcladas:

- Advertisement -

Villarejo: «Yo tengo las cuentas que tiene la cabeza del CNI a medias con el rey en el extranjero, que mezclan fondos reservados con comisiones y tal para montar una maraña.»

Peláez: ¿Pero el rey emérito o el actual?

Villarejo: El rey emérito. Tengo todos los datos del entramado que hay con ‘Soleado’, de las cuentas de ‘Soleado’ de Arturito Fassana, sociedades con las que están comprando cosas, tengo toda la información. ¿Por qué? Porque la amante del rey me ha nombrado su abogado.»

Peláez: «¿Cuál de ellas?»

Villarejo: «La Corinna. El tonto del director del CNI se atrevió a ir él personalmente y amenazarla de muerte. Hay que ser tonto…»

Según las conversaciones de Villarejo, éste conocía desde el 2015 las cuentas del emérito en el extranjero gracias al amante del emérito, Corinna Larsen, con la que se reunía desde abril de ese año.

Le ordenan dejar de investigar

Entonces empezó a investigar y, según la conversación con Cospedal del 2017, cuando lo comunicó recibió la orden por escrito de abandonar la investigación:

«En el 2015 detecté que había un comisario y un jefe del Sepblac de la policía y un inspector jefe que estaban investigando sociedades, algunas del rey…»

«Yo hice mi denuncia, la sellé y dos días después me dijeron que no investigara nada de este tema. Como dije que me parecía un tema muy grave y tal, me dieron la orden por escrito. »

Según las conversaciones publicadas por El País, Villarejo y Cospedal estaban enemistados con Sáenz de Santamaría y Sanz Roldán (entonces el CNI no dependía de Defensa sino de Vicepresidencia).

«Persecución brutal» del CNI

En conversación con el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, Villarejo se queja de la «persecución brutal» que le está haciendo Sanz Roldán, al que llama «generalísimo», y dice que todo el mundo le teme:

«No quiero problemas, sólo pido que me olvidéis. Es una persecución brutal… Yo no hago nada de nada, defiendo todo lo que se ha hecho, tanto en Catalunya como en todas partes, y defiendo la monarquía, porque entiendo que es un pilar fundamental.»

«Pero hay un sujeto que va a lo suyo, que se cree el director del FBI, que no se irá hasta que no muera, y es un personaje que no controla nadie, y que decide sobre las vidas y sobre las haciendas de todos. Pero nadie se atreve porque todo el mundo le teme.»

El caso es que mientras gobernó el PP no hubo otra investigación sobre las cuentas del emérito en el extranjero, y dos meses después de la conversación con Cospedal, detenían a Villarejo por orden de la Fiscalía Anticorrupción.

La Fiscalía suiza abre investigación y la valla

No fue hasta marzo del 2020 que se supo que el fiscal suizo Yves Bertossa llevaba año y medio investigando la presunta donación de 65 millones de euros a Corinna Larsen.

Este dinero procedería de una comisión de 100 millones cobrada por el rey emérito en Arabia Saudita por la construcción del AVE en La Meca, otorgada a un grupo de empresas españolas.

Pero en diciembre la Fiscalía de Suiza acabó archivando el caso, con el argumento de que pese a los indicios, no habían logrado pruebas de peso suficientes para continuar la investigación.

La investigación en Suiza había impulsado otra en el Tribunal Supremo de España por el mismo motivo, la principal de las tres que se abrieron contra Juan Carlos I. A principios de marzo se archivaron las tres.

Fuente: CCMA

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.