martes, 28 de mayo del 2024

[Vídeo] Chemsex: Práctica en cuyo origen estaría el brote de Viruela del Mono

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

La «Viruela del Mono», como lo hizo el Covid-19 hace unos meses, vuelve como una de las preocupaciones sanitarias de la población sustituyendo a esta última en el imaginario, hasta la próxima. Es otra enfermedad inusual, causada por el virus de la viruela del mono, que tiene una estructura relacionada con la del virus de la viruela humana y causa una enfermedad similar, pero en general más leve.

La viruela del mono pertenece al grupo de los Orthopoxvirus. Sin relacionar en exclusiva la ‘Viruela del Mono’ con el Chemsex (no es una ETS -Enfermedad Trasmisión Sexual-, sino una enfermedad vírica como la Covid-19, por ejemplo), esta práctica combina sexo con el consumo de estupefacientes. Dada en un tipo de fiestas entre hombres que practican sexo con otros hombres.

- Publicidad -

Tal y como ha explicado el Ministerio la viruela del mono no es una enfermedad de transmisión sexual, pero sí se contagia por la saliva, los fluidos o las heces, por lo que una persona puede contagiar a otra durante la práctica sexual. Hay que recordar que la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) pedía «responsabilidad» para que no se vincule al colectivo.

 Chemsex: ‘Fiestas homosexuales con drogas’.

La viruela del mono es una enfermedad que, hasta ahora, no había protagonizado un brote tan extenso fuera de África como el que se está expandiendo por todo el mundo. Europa parece ser el epicentro del mismo, y por ello conviene saber de dónde procede para poder evitar prácticas de riesgo.

- Publicidad -

Aunque es una enfermedad que no entiende ni de género ni de edad, es cierto que su origen se puede situar en la comunidad gay, sobre todo, en prácticas de ‘Chemsex’ entre hombres que mantienen sexo con otros hombres, de 35 años de media, según indican distintos medios españoles como fuente para este artículo.

Son espacios en los que no se suelen utilizar preservativos, y en los que las drogas son muy comunes, entre ellas, la mefedrona, la metanfetamina y el GHB. Debido a sus síntomas de euforia y pérdida de la inhibición, se suelen cometer mayores prácticas sexuales de riesgo como las ocurridas en una céntrica sauna de Madrid, en la que se situaría uno de los orígenes del brote de viruela del mono en España.

- Advertisement -

Vídeo:

Prevención en el Contexto del Chemsex:

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.