sábado, 08 de octubre del 2022

Martín Villa renuncia a la Medalla de Oro de Barcelona que el TSJC obligaba a devolverle

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

No han pasado ni 72 horas desde que anunciáramos la infamia, pero ya no será necesario darle más vueltas. El desacreditado y señalado político franquista, Rodolfo Martín Villa, decidió renunciar a la Medalla de Oro de Barcelona, ​​según un comunicado enviado a la agencia Europa Press.

La decisión del ministro del Interior durante los gobiernos de la Transición se produce después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que tumbaba la retirada de esta distinción, decidida por el Ayuntamiento de Barcelona en el 2017.

- Publicidad -

El Ayuntamiento de Barcelona calificó de «aberrante» la sentencia. El concejal de Memoria Democrática, Jordi Rabassa, aseguró que demuestra la «impunidad» del franquismo y alertó de que «Barcelona no puede honrar a franquistas». Destacando  que la medalla fue concedida a Villa en 1976 «en un plenario franquista» y, por el contrario, le fue retirada por una decisión democrática.

De hecho, los servicios jurídicos del Ayuntamiento ya estaban analizando, estos días, qué vías existían para evitar que el exministro tuviera distinción alguna, y habían anunciado la apertura de un nuevo expediente. Así la retirada de la distinción fue aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Barcelona en marzo del 2017 con los votos a favor de todos los partidos salvo el PP, que se mostró contrario, y de Cs, que se abstuvo.

- Publicidad -

Una medalla de 1976

Hay que recordar que Rodolfo Martín Vila, de 87 años, que formó parte de los gobiernos de Adolfo Suárez durante la Transición, había recibido la Medalla de Oro en 1976, después de cesar como gobernador civil de Barcelona.

- Advertisement -

Por los tres magistrados que firmaron la resolución judicial de este jueves, no puede retirarse una distinción concedida con arreglo a un nuevo juicio de valor o por razones de oportunidad, porque no lo contempla el reglamento.

La sentencia estimaba el recurso de apelación presentado por el propio Martín Villa, en el que se señalaban defectos de forma en la revocación, pero también negaba su responsabilidad en el encarcelamiento del periodista Josep María Huertas Claveria o en los fusilamientos de septiembre de 1975, mientras fue delegado del gobierno en Barcelona (1974-1975).

Entre sus argumentos, Martín Villa también se desvinculaba de la violencia policial en Vitoria en 1976, cuando fallecieron 5 personas en una protesta y unas 150 fueron heridas de bala mientras era ministro. «Las atribuciones de responsabilidad no sólo son huelgas y genéricas, sino que, a partir del análisis detallado de los informes, ni siquiera se sostienen.

El simple alarde de un cargo no permite que se me imputen todos los hechos acaecidos durante ese período», argumentaba. Martín Villa está siendo procesado por éste y otros casos por la juez argentina María Servini.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.