martes, 04 de octubre del 2022

Felipe VI se atreve a apropiarse culturalmente del legado de Pau Casals exiliado por el franquismo

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El jefe de Oficina, del legítimo president de la Generalitat en el exilio Carles Puigdemont, el profesor Josep Lluís Alay, injustamente acusado de llevar a cabo la trama rusa del Procès ha hecho un tuit en el que denuncia que las declaraciones de la Casa Real de los Borbones ya pasan de una simple mancha de aceite.

En concreto, ha citado un tuit de La Casa del Rey, de la que es responsable Felipe VI, que ha ido a San Juan, capital de Puerto Rico, para conmemorar los quinientos años de la «fundación de la ciudad». Por supuesto, el jefe de Estado más «preparado» ha pasado de puntillas por encima del pasado colonial de España.

- Publicidad -

Hay que recordar que la llegada del hijo del ex jefe de Estado asesino de elefantes en Botsuana estuvo marcada porque pocas horas antes de que llegara a la isla caribeña, la asociación Grupo de Fuerzas Libertarias de Borikén destrozó la estatua de Ponce de León, primer gobernador español, en protesta a «la tiranía de España».

Felipe VI, lejos de reconocer el pasado colonial y la masacre de la población indígena, declaró que «se respiraba mucha hispanidad». La guinda del pastel, sin embargo, la ha puesto el tuit de la Casa Real que hizo después de visitar la exposición de Pau Casals.

- Publicidad -

El reconocido violonchelista catalán y compositor del himno de Naciones Unidas, huyó del Franquismo y se exilió en San Juan, para evitar la represión del Estado, que le persiguió durante décadas. Es decir, es un símbolo de la resistencia catalana contra la represión franquista y un ejemplo de pacifismo, ya que en 1971 le otorgaron la Medalla de la Paz por su trayectoria personal, su compromiso por la justicia y la paz en el mundo.

Felipe VI se ha atrevido a “enfatizar las aportaciones del violonchelista a Puerto Rico” y afirmar, sin vergüenza, que era “español”. Lo que no se ha atrevido a decir es que el dictador Francisco Franco, que durante décadas obligó al exilio y represalió a Casals hasta la muerte, es quien puso a dedo el rey emérito que abdicó en favor de su hijo Felipe VI.

- Advertisement -

“Fagocitan también a nuestros grandes referentes culturales para asimilarnos a su imaginario hispánico. Incluso Pau Casals que toda su vida luchó contra ellos y lo tuvo que pagar con exilio hasta la muerte” así ha lamentado Alay, que se pruebe a reescribir la historia y que se apropie el legado de Pau Casals.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.