Sanidad justifica vagamente ante la Justicia la dosis de refuerzo sin aportar informes científicos

Autoridades sanitarias internacionales han valorado que no hay suficiente evidencia sobre el mejor intervalo para suministrar la dosis de refuerzo, que en el caso de España sería ya la cuarta para algunos.

El Ministerio de Sanidad ha justificado ante la Audiencia Nacional su estrategia de vacunar cuatro semanas después del contagio por coronavirus, aunque no ha aportado ningún informe científico que lo avale.  Es más, algunas autoridades sanitarias internacionales han valorado que no hay suficiente evidencia sobre el mejor intervalo para suministrar la dosis de refuerzo, en este caos la cuarta.

El órgano judicial requirió al Gobierno de Pedro Sánchez que entregase todos los informes y expedientes en los que se apoyó para acordar esta medida, fuertemente cuestionada por algunos virólogos, tras admitir el recurso interpuesto por el abogado Curro Nicolau contra la decisión de Sanidad. En su respuesta el departamento que dirige Carolina Darias recoge un análisis cronológico de las principales medidas adoptadas por el Gobierno desde el inicio del coronavirus.

El documento, de apenas tres páginas y que lleva por título ‘Argumentos técnicos expediente estrategia de Vacunación frente a Covid 19’, precisa que desde el Ejecutivo se recomienda que pasen cuatro semanas desde el diagnóstico de la infección para suministrar la dosis de refuerzo. Pero lo hace de manera aséptica sin aportar informes científicos, y sí en contra de otros criterios internacionales.

Este es parte del documento remitido a la Audiencia Nacional: «La primovacunación disminuye el riesgo de futuras infecciones en personas con antecedente de infección por SARS-CoV-2, y los estudios inmunológicos muestran que la vacunación posterior refuerza la respuesta inmune y reduce el riesgo de reinfección, incluyendo las nuevas variantes del virus».

Sin embargo añaden también: «Algunas autoridades sanitarias internacionales como el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés, Centers for Disease Control and Prevention –CDC) han valorado que no hay suficiente evidencia para establecer una recomendación consistente sobre el mejor intervalo para la administración de esta dosis de recuerdo», detallan.

Hay que recordar que Israel se ha visto impotente con la vacunación tras la cuarta dosis. Con todo, el Gobierno deja claro en su respuesta a la Audiencia Nacional que se ha publicado «nueva bibliografía sobre esta materia» (sin especificar cuál) que se valorará en la próxima Actualización de la Estrategia. En el delicado tema de las vacunas, se sigue tratando al ciudadano con demasiado oscurantismo.

Exit mobile version