miércoles, 30 de noviembre del 2022

[Vídeo] El denunciante de la agresión homófoba de Malasaña: «Quiero que me trague la tierra y ya»

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Pese a que corrían informaciones durante la mañana sobre las dudas que planteaba el caso a los investigadores, que no encontraban ni rastro de ocho encapuchados huyendo a plena luz del día en el populoso barrio de Malasaña. Tampoco los vecinos oyeron nada y la denuncia se interpuso horas después de que ocurrieran los hechos.

Según han informado a Europa Press fuentes policiales, el chico afirmó que después de dichas prácticas sexuales vio la gravedad de las heridas, con marcas de un cúter en el labio y en la nalga tatuada la palabra «maricón», y llamó a su pareja. Entonces, fue el novio a su casa, situada en la calle la Palma, y le curó las laceraciones. El herido le convenció de que no llamara al Samur o a la Policía.

- Publicidad -

La falsa víctima no quería que su novio se enterara de que le había sido infiel con dos hombres en ese mismo piso y por eso supuestamente se inventó la versión de la agresión de ocho hombres encapuchados a la puerta de su casa. La pareja le insistió, ante la gravedad de lo sucedido y engañado, a que acudieran al centro de salud, donde la enfermera que le asistió le indicó que comunicaría a la Policía lo ocurrido, siguiendo el protocolo de agresiones.

La Policía Nacional ya ha cerrado el atestado para mandar el caso ante la Fiscalía para que pudiera instruir e imputarle, si así lo considerara un delito de denuncia falsa, con penas máximas entre seis meses y dos años de cárcel.

- Publicidad -

El joven ha quedado en libertad a la espera de futuribles requerimientos judiciales. Varios medios han conseguido algunas palabras del chico: «Se me fue de las manos», «estoy muy mal» y «quiero que se me trague la tierra y ya», entre otras frases. Añadía que «se están inventado cosas» por parte de la prensa y tener ganas de «irme con mi familia».

La investigación la ha llevado la Policía Judicial de comisaría Centro y la Brigada Provincial de Información, concretamente el equipo de delitos de odio. En total, una treintena de agentes, que insisten en que no tienen fichada ninguna banda ‘manada’ en Madrid dedicada a ‘cazar’ o dar palizas a miembros de la comunidad LGTBI, recalcan las mismas fuentes.

- Advertisement -

Vídeo:

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.