lunes, 03 de octubre del 2022

La vida de lujo asiático de Juan Carlos I en Abu Dabi desde el último año

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Juan Carlos I habría pedido su solicitud de regreso a España, tal como indicamos. Y a muchos le extraña esa vuelta por lo bien que vive ahora le Borbón. El rey emérito se aloja desde el pasado 3 de agosto en Emiratos Árabes. Así lo confirmó la Casa Real quince días después de que el ex Jefe de Estado se fuera de España para esquivar posibles penalizaciones fiscales. Lo cierto es que durante este año la vida del monarca no ha quedado exenta de lujos a ‘tutiplén’.

El programa de Telecinco Viva la vida desvelaba el pasado mes de febrero que el Rey emérito estaba alojado en una isla paradisíaca de apenas un kilómetro llamada Nurai y situada a unos 15 kilómetros de Abu Dabi. Desde entonces, Juan Carlos I se encuentra hospedado en una villa valorada en más de 11 millones de euros. En este territorio existe un resort exclusivo, pero en la parte oeste se encuentran ocultas tras una abundante vegetación esas casi docena de villas de lujo y comodidades sin parangón. Ahí es donde se encontraría Juan Carlos viviendo a lo ‘dolce vita’.

Detalle de las exclusivas residencias en Abu Dabi.
- Publicidad -

El lugar dispone de 1.050 metros cuadrados construidos y 4.150 de parcela. La casa -dividida en dos plantas- cuenta con amplios salones, zonas de futbolín y billar, una sala de cine y un gran salón con vistas a la playa. Asimismo, y tal y como adelantó entonces el programa de Mediaset, la vivienda -propiedad de la Familia Real de Abu Dabi- cuenta con piscina, siete cuartos de baño, zonas verdes en las que te puedes mover en coche de golf y un largo etcétera de lujos y comodidades.

Según desliza Vanitatis a partir de fuentes oficiales, el Rey emérito no se pierde «nada de nada» de lo que sucede en España. De esta manera, el emérito atiende con especial interés las informaciones que hablan sobre su posible regreso; un aspecto que centra gran parte de su atención. También a las noticias que tratan sobre las causas judiciales que tiene abiertas. Dejar todas esas comodidades para venir a España cuando aún no se ha dictado sobreseimiento (que nadie dude que no será llevado a ningún tribunal) de sus causas abiertas, se hace como mínimo extraño.

- Publicidad -

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.