Defensa se arma: Cinco contratos sanitarios en una semana por si hay escalada pandémica

Material militar como en una guerra bacteriológica del Ejército: Cámaras infrarrojas, cápsulas de aislamiento, máscaras especiales y mascarillas, etc; el departamento dirigido por Margarita Robles y las Fuerzas Armadas se blindan para hacer frente a los nuevos brotes de coronavirus.

Militares españoles en la Operación Balmis.

La escalada pandémica llama a las puertas del caos sanitario de nuevo en la Comunidad de Madrid… Cámaras infrarrojas para la detección de temperatura, test PCR, cápsulas de aislamiento, pulverizadores de material desinfectante y por supuesto mascarillas, de las profesionales y sanitarias, en un ambiente peliculero, se prepara el Ejército, muy del agrado de #MarcaEspaña.

Así el Ministerio de Defensa aprovecha para matar a dos pájaros de un tiro, se prepara para hacer frente a la nueva embestida del coronavirus, y adiestra a sus soldados ante un hipotético ataque bacteriológico en una hipotética contienda. Si con la primera oleada de la pandemia se militarizó el territorio español con la Operación Balmis, esta no va a ser menos, por lo menos en Madrid.

En la última semana, el departamento dirigido por Margarita Robles y los diferentes cuerpos militares se han lanzado al mercado en busca de material sanitario. Cinco licitaciones con las que blindarse ante un repunte de la crisis sanitaria. La Plataforma de Contratación del Sector Público recoge la batería de acuerdos suscritos -o en proceso de firmar- por Defensa y por los cuerpos militares.

Los diferentes ministerios se lanzaron a la compra de material sanitario tras decretarse el estado de alarma, en un mercado internacional convulso. Ahora, con la segunda oleada en plena vorágine, Defensa y las Fuerzas Armadas, tal como indica detalladamente VozPopuli, son las que han manifestado una mayor actividad: sólo en la última semana han publicado cinco contratos.

Exit mobile version