martes, 05 de marzo del 2024

Identificados los cuerpos de una gran parte de los mineros fusilados por Queipo de Llano

La mayor fosa común abierta en Europa esta en Pico Reja, San Fernando, Sevilla, y ya se llevan exhumadas 4.453 personas, donde más de mil corresponderían a los asesinados por los sublevados y el general.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Importante noticia sobre la barbarie del ejército golpista franquista en la guerra civil. Recientemente se han identificado los cuerpos de una gran parte de la Columna Minera de Huelva. Los restos hallados en los cadáveres de los mineros (alta concentración de cobre y metales pesados) han sido pista fundamental en la definición de este hallazgo.

El origen de gran parte de los miembros que integraron la Columna Minera que partió el 18 de julio de 1936, la misma noche del Golpe de Estado, desde la comarca onubense hasta Sevilla en defensa de la II República. Estos mineros onubenses y republicanos se desplazaron a Sevilla durante la contienda para combatir contra los militares del sanguinario Queipo de Llano.

- Publicidad -

La columna minera de Riotinto era una agrupación de combatientes voluntarios formada el 18 de julio de 1936 en las cuencas mineras de la provincia de Huelva. Uno de sus objetivos era el transporte de dinamita a Sevilla. El general Gonzalo Queipo de Llano difundió por radio el bulo de que venían a “volar la Giralda y la catedral”.

Imagen usada por la página cosasdeandalucia.com para ilustrar una entrada sobre la columna minera de Riotinto. Iban armados con palos y escopetas de caza.

La propaganda y la mentira se extendieron masivamente entre la población de Sevilla, aunque en forma de revisionismo histórico también se ha mantenido incluso hasta nuestros días. Lo cierto es que los mineros deberían encontrarse en La Palma del Condado y unirse a un grupo de guardias civiles y de asalto al mando de comandante de la Guardia Civil Gregorio Haro Lumbreras, quien se mantuvo leal Gobierno legítimo.

- Publicidad -

Estos combatientes habían sido enviados desde la capital onubense para entrar juntos en Sevilla. Ocurrió que el comandante de estos guardias traicionó a sus mandos uniéndose a los sublevados. Finamente, en la mañana del 19 de julio, tendió una emboscada a la columna minera en La Pañoleta, a la entrada de Sevilla.

Los guardias ametrallaron a los mineros y estallaron la dinamita, matando y haciendo cautivos a muchos de ellos, para después acabar con el vil fusilamiento colectivo perpetrado e ideado por el genocida Queipo de Llano. La mayoría de los cuerpos están bocabajo y murieron violentamente.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.