miércoles, 27 de septiembre del 2023

Libertad de expresión: Imputados los cómicos de TV3 que parodiaron a la Virgen del Rocío tras la denuncia de Abogados Cristianos

Hay quienes consideran que volvemos a los tiempos de Franco cuando una magistrada no consideraría el gag humorístico, libertad de expresión y, sí que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de injuria, citando a declarar a los cómicos Judit Martín, Toni Soler y Jair Domínguez el próximo 27 de octubre, mientras, en España se han destapado 4.000 casos de abusos sexuales a menores en la Iglesia y no son juzgados.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Una jueza ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por Abogados Cristianos el pasado mes de abril contra TV3 por emitir una parodia de la Virgen del Rocío ha sido admitida a trámite por un juez. En concreto, los cómicos Judit Martín, Toni Soler y Jair Domínguez han sido citados como imputados para el próximo 27 de octubre.

En su auto, la magistrada que lleva el caso ha decidido que deberán comparecer en el juzgado los dos presentadores del programa ‘Està Passant’, así como la humorista que encarnó a la propia Virgen en el sketch, la referida Judit Martín. Considera que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de injuria.

- Publicidad -

Para ello, la magistrada acuerda practicar como diligencias previas «las esenciales encaminadas a determinar la naturaleza y circunstancia del hecho y las personas que en él hayan participado». En otro auto, la jueza ha admitido a Abogados Cristianos como acusación popular en la causa, previa prestación de una fianza de mil euros.

Imagen

- Publicidad -

Hay que recordar que la parodia fue emitida el pasado 4 de abril en forma de «entrevista» a la actriz Judit Martín, ataviada como la Virgen del Rocío, con un muñeco en sus manos que simulaba ser el niño Jesús. Durante el gag, la actriz se quejaba, con marcado acento andaluz, de la aparatosidad del traje.

«¡Llevo 200 años sin poder echar un polvo como Dios manda!», dijo, antes de intentar flirtear con uno de los presentadores del programa, Jair Domínguez, mientras Soler reconocía que no sabía «qué decir para no cagarla» con ese tema: «Estamos en un campo de minas».

- Advertisement -

Tras su emisión se produjo una oleada de protestas en Andalucía, descalificando la parodia por simbolizar un episodio más de supuesta “andaluzofobia” e incluso llegándose a hablar de la existencia de un posible delito de odio. Se alzaron múltiples voces críticas desde diversos partidos políticos, a las que se sumaron obispos, alcaldes, y hasta el presidente de la Junta de Andalucía, que exigió públicamente una rectificación.

El colofón a todo ello fue la decisión de hermandad matriz del Rocío de iniciar acciones legales contra la televisión catalana. Tal y como acertadamente han señalado diversos juristas, «hay quien dice que este episodio ha vuelto a poner de actualidad el debate sobre los límites del humor, pero en realidad lo que pone de manifiesto es lo difícil que resulta ejercer libremente la libertad de expresión en nuestra sociedad».

La «justicia» en España admite la denuncia de los ultraderechistas de Abogados Cristianos e imputa a los humoristas de la parodia de TV3 sobre la Virgen del Rocío. Mientras, en España se han destapado 4.000 casos de abusos sexuales a menores en la Iglesia y no son juzgados.

Cabe recordar que la libertad ideológica y la de expresión son un derecho fundamental que cumple además una función social esencial en democracia: una opinión pública diversa y plural representa la antítesis de la “verdad oficial” y garantiza una ciudadanía con criterio.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.