lunes, 30 de enero del 2023

Los prisioneros del franquismo sirvieron para levantar infraestructuras en Mallorca

Más de 300 kilómetros de red viaria como carreteras, puentes, acueductos, entre otras obras, fueron construidos por prisioneros de una veintena de campos de concentración de la isla, donde se vieron obligados a trabajar para el bando sublevado entre humillaciones, hambre y ejecuciones ejemplarizantes.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Los presos esclavizados, hasta la extenuación y la muerte, del franquismo, vuelven a la palestra. Esta mano de obra cautiva y sometida construyó más de 300 kilómetros de carreteras, muchas de ellas todavía en uso, sobre todo en temporada alta con el auge del turismo, puentes, acueductos, aeródromos, más de 150 nidos de ametralladora hoy visibles en primera línea de playa… etc.

Los trabajos llevados a cabo por hasta 15.000 presos procedentes de los más de veinte campos de concentración franquistas en Mallorca permitieron, entre 1936 y 1942, fortificar el litoral, mejorar las precarias comunicaciones viarias y ferroviarias y abrir nuevos accesos a la costa. Como en el resto del Estado español, las autoridades sacaron rédito económico y logístico a sus prisioneros para utilizarlos como mano de obra esclavizada.

Campos de concentración construidos por prisioneros de Franco (María E. Jaume Esteva)
- Publicidad -

La adaptación de grandes edificios existentes, como casas de campo y propiedades señoriales, fue la forma que el incipiente franquismo tuvo para dar un mísero cobijo a los presos esclavizados. También hubo otros centros improvisados con tiendas de campaña militarizadas y barracones de madera.

Hay que recordar que todas las obras de trabajo forzado por parte de los presos republicanos represaliados y esclavizados son obras públicas, como la construcción de defensas en las islas para evitar un posible desembarco enemigo en las islas, primero el republicano y, más tarde, por parte del bando aliado en la Segunda Guerra Mundial.

Campo de concentración de Son Morey, en Artà (Ima. extraída del libro ‘Esclaus per fortificar Mallorca’, de Jaume Morey Sureda).
- Publicidad -

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.