viernes, 09 de diciembre del 2022

Balenciaga: la pederastia no admite disculpas

La firma de lujo ha utilizado imágenes de menores para promover sexo sadomasoquista

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Ayer el escándalo de Balenciaga, la lujosa firma de ropa y complementos, inundaba las redes. Pero no lo suficiente.

La empresa pedía disculpas por la incomprensible campaña publicitaria que aparecía en su página web: una serie de imágenes (fotografías), de niñas (prácticamente bebés por su poquísima edad), rodeadas de objetos y productos que suelen usarse para el sexto sadomasoquista.

- Publicidad -

Evidentemente, no vamos a reproducir aquí las imágenes que nos parecen lamentables (de paso, un llamamiento para que otros medios que están dando la noticia hagan lo mismo, pues con la difusión de las imágenes contribuyen a promover semejante aberración). Reproducirlas, aunque fuera para denunciarlas, contribuiría a la detestable proliferación de imágenes de niños utilizados para promover su uso con fines sexuales. La sexualización de la infancia es de los delitos que existen, uno de los más atroces.

La firma de lujo anunciaba medidas legales contra los responsables de haber incluido en una de las fotos un texto de la ley federal norteamericana contra la pornografía infantil. Esto es por lo que, según El Periódico, va a denunciar Balenciaga. Salvo error, no he leído en ningún sitio que la firma vaya a tomar medidas legales por usar a menores y vincularlos con cuestiones de índole sexual, no. Va a emprender medidas porque en una de las fotos, aparece uno de sus bolsos con documentos que, precisamente, contienen la ley sobre pederastia. Yo en este punto, ya no entiendo nada, imagino que como usted. Cabe la posibilidad de que «se la hayan colado» a Balenciaga y por eso la nota en el bolso denunciando la pedofilia, claro…

- Publicidad -

El fotógrafo que hizo la sesión infame dice que no asume ninguna responsabilidad, porque a él todo esto se lo dieron ya hecho. Los niños ya estaban escogidos, los escenarios, los utensilios que aparecen en las imágenes y que, uno de los elementos de la discordia, un bolsito con forma de peluche disfrazado de porno star sado, era cosa de la compañía que le contrató.

Nadie sabe a quién se le ocurrió esta idea. O al menos no se ha dicho. Y lo más lamentable es que, es prácticamente seguro que eran muy conocedores del escándalo que iban a provocar, y con él, con toda probabilidad, les siga saliendo rentable, puesto que la campaña va dirigida a personas que pueden pagarse sus productos (que no están al alcance de la mayoría). ¿Podemos pensar que el público al que va dirigido esta campaña se siente cómodo con estas imágenes?

- Advertisement -

El revuelo se ha montado en las redes, pero me pregunto si han salido a denunciar esta aberración desde alguna instancia de poder. De momento no me consta haber escuchado, ni visto, ni leído a ningún dirigente político que haya denunciado esta aberración ni haya promovido una denuncia contra la firma por semejante barbaridad.

La compañía retiraba las fotos y pedía disculpas si podía haber ofendido a alguien. No se trata de ofender. Se trata de que se ha pasado una línea absolutamente brutal. Y considero muy necesario inundar de denuncias las redes, los periódicos, incluso las calles contra esta firma y lo que ha hecho.

Últimamente, son demasiadas las señales que apuntan a hechos aberrantes que tienen que ver con la infancia. Introducir en la ecuación el sexo y los niños se está convirtiendo en algo demasiado habitual, y sin embargo, no suena con fuerza ninguna de las campañas que se están intentando promover por distintos colectivos para, por ejemplo, combatir la pornografía en las redes. El porno al alcance de los ojos de niños de ocho años sin que esto parezca preocuparle en exceso a nuestros dirigentes.

Cada vez es más frecuente observar a niñas en series de televisión, en campañas publicitarias, que aun siendo pequeñas, se presentan maquilladas como adultas, con tacones, minifaldas, y distintos atuendos que evidentemente se eligen para dar una imagen de ellas sexualizada. ¿A quién va dirigido esto? Se están promoviendo imágenes e ideas enfermizas para gente enferma y parece que esto no escandaliza lo suficiente.

Lo de Balenciaga me da la sensación de ser la punta de un iceberg al que nadie se atreve a asomarse. Las redes de pederastia que vinculan a élites y grupos de poder son un asunto tan espeluznante y lleno de sombras que pocos se atreven a denunciarlo.

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.