viernes, 09 de diciembre del 2022

[Vídeo] Panellets y Castañas versus Calabazas…

Los panellets de la Castanyada en Catalunya y Països Catalans, empiñonados como dulce del día de Todos los Santos que va subiendo como dulce españolizado en otros lares, se ha convertido en una 'delicatesen' de lujo, que va cediendo terreno frente a Halloween entre las nuevas generaciones.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Halloween

Hasta hace apenas unos años, nuestros padres y nosotros mismos, intentábamos celebrar la noche de la Castanyada o Todos los Santos en familia, comiendo panellets o mazapanes y castañas y boniatos asados. Se continuaba especialmente el día 1 de noviembre.

- Publicidad -

Ahora todo eso se ha compartido en las nuevas generaciones con la ‘Noche de Halloween’, sus calabazas, sus disfraces, su «truco o trato» y demás parafernalia estadounidense, más bien encauzada en

Aunque su nombre puede despistar, en realidad procede de la expresión en inglés All Hallow’s Eve, que podemos traducir como, (‘Víspera de Todos los Santos’) que ya nos suena más. Sin embargo, las raíces de Halloween las encontramos en los antiguos rituales celtas y romanos de Europa.

- Publicidad -

Por ejemplo, en la cultura celta, cabe referirse a una festividad llamada Samhain que ha llegado hasta nuestros días con ciertos cambios. Ésta tenía lugar entre finales de octubre y principios de noviembre, y conmemoraba el final de la cosecha y el fin del año celta.

En la Roma imperial, se organizaban la Feralia, una fiesta pagana que giraba en torno al descanso de los muertos, y los festejos dedicados a Pomona, diosa de las frutas y esposa de Vertumno, dios del otoño.

- Advertisement -

Estas tradiciones serían el germen del que nacería una leyenda ambientada en la noche de difuntos, y muy ligada al Halloween que hoy conocemos. Su protagonista es Jack, un malhechor que obligó al demonio a prometerle que nunca tomaría su alma. Por eso, cuando murió, no pudo entrar en el infierno.

Condenado a vagar eternamente por el mundo de los vivos, y para continuar su camino entre tinieblas, Jack confeccionó una linterna vaciando un nabo, en cuyo interior colocó una vela. Algo muy parecido a lo que actualmente se hace con las calabazas en estos días.

Con la llegada de inmigrantes irlandeses a Norteamérica en el siglo XVIII, la fiesta de Halloween se popularizaría al otro lado del Atlántico. Finalmente, los americanos acabarían consiguiendo que se extendiese por todo el planeta. El resto de la historia ya es de sobras conocida…

Castanyada/Castanhada/Castañada

En Catalunya y Occitania, en el sur de Francia, es donde se celebran respectivamente la castanyada i la castanhada. Surgida en el siglo XVIII, tiene sus orígenes en una antigua fiesta ritual funeraria, muy similar a las que tenían lugar en la época del Imperio romano. Durante las mismas, se consumían legumbres, frutos secos y panes votivos, y se rezaban tres partes del rosario en memoria de los difuntos.

Hoy, la castañada consiste en una ‘base’ de castañas, panellets (mazapanes), boniatos y fruta confitada. La bebida típica es el moscatel. En estas fechas, se pueden comprar las castañas en la calle, ya que se venden asadas y envueltas en papel de periódico, por ejemplo, aunque ya no resulta tan fácil conseguirlas.

Las vendedoras de toda la vida de las castañas asadas en la calle, las castañeras, que antiguamente solían ser mujeres mayores vestidas de negro y ataviadas con un pañuelo, eran el icono por excelencia de esta tradición, que ha dejado paso a más naturalidad a la hora de comerciarlas. Si bien cada año hace menos frio para su consumo…

¿Timo o trato? Odio los panellets / Collage de Hule y Mantel

Panellets

Los panellets o empiñonados son un dulce tradicional básicamente de los Païssos Catalans; Catalunya, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, junto a Aragón, preparado para consumirlo el día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, también conocida como Castanyada en Catalunya, Baleares y Aragón. Aunque otros lares, como Madrid, ya lo quieran ver como algo suyo. En su línea.

Los panellets, tal como se preparan actualmente datan del siglo XVIII, cuando se usaban como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas: panellets de San Marcos y panellets de la Santa Cruz.

Es un alimento muy rico en calorías, igual que las castañas y los boniatos, y otros postres tradicionalmente consumidos durante el Día de Todos los Santos y el Día de Difuntos 1 y 2 de noviembre respectivamente, en los que gran parte de la población guardaba vigilia.

Actualmente los panellets se han convertido en un producto de consumo de lujo, aunque no han perdido su carácter puntual. En Catalunya, por ejemplo, se pueden encontrar panellets con añadidos de ingredientes no tradicionales, como chocolate, naranja, pistachos y cientos de variedades más.

Hasta el gremio del sector de la pastelería no tiene tapujos en decir que no son un producto de primera necesidad, sino una innecesaria delicatessen. Este año están a 70€ el Kg. Incluso afirman que más que un lujo son un acto de masoquismo en aras de la tradición.

«Te gastas un pastizal en un montón de ‘pelotitas mazacotas’, que al día siguiente se han convertido en piedras.», dice Oriol Carrió, de la Pastelería Carrió de Barcelona, excelente artesano reconocido este 2022 con el premio al mejor panellet de Catalunya…

[Vídeo de pura ironía que no tiene desperdicio sobre los ‘Panellets’, desde el programa de TV3 Polonia, emitido en catalán, pero se puede entender]

Vídeo:

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.