viernes, 01 de marzo del 2024

Europa se va salvando del frio gracias a la suave meteorología del cambio climático

Las temperaturas, hasta ahora benignas, y el ahorro, serán clave en la temporada de frío europeo en esta crisis energética. El combustible almacenado actualmente por Europa cubre la demanda hasta diciembre, pero las importaciones por barco de terceros, como los EE. UU. aliviarán el atrevido cerrojazo de la UE a Rusia.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Los consumidores, los comerciantes de energéticas, las compañías de trasporte cisterna, e inclusos los gobiernos, deben reflexionar con lo que seguramente puede pasar. Los platos rotos del mercado petrolero y sobre todo el del gas natural, no los puede pagar el el cliente final, si el invierno hace acto de presencia con virulencia. Las sanciones a Rusia por su conflicto bélico con Ucrania, la están pagando, mejor dicho, sufriendo, el escalafón más bajo y más importante en esta crisis energética; el ciudadano de a pie.

Europa sufre en su propias carnes las sanciones más duras a las exportaciones rusas de combustible de la historia. Los EE. UU. son los grandes beneficiados. Esta guerra nos ha hecho cambiar de rol, y nos lleva a una extrema dependencia del gas y petróleo estadounidense, y de las previsiones meteorológicas, que marcarán el nivel de demanda durante los próximos meses en Europa.

- Publicidad -

Es bastante curioso que la actual esperanza energética se encuentre en el tiempo, gracias quizás, al terrible cambio climático que hemos forzado. Por ese motivo los mandatarios germanos y galos no paran de mirar al cielo, a la espera de unas condiciones favorables, que eviten una ola de frío extremo que dispare la demanda. Se da por hecho que estos meses serán suaves, pero el invierno es impredecible, y se puede hacer muy largo, especialmente para nuestros vecinos del norte.

La situación está siendo igual en España. Las cálidas temperaturas de estos momentos, parece indicar que no será un invierno duro para los consumidores españoles, que sufrirán las consecuencias de una estación invernal seca y sin lluvias. Cuando hay temperaturas por encima de lo normal, hay un escenario desfavorable para los fríos extremos, pero eso cambia de la noche a la mañana…

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.