domingo, 14 de abril del 2024

El activista musulmán Amarouch Azbir queda en libertad pero tendrá que comparecer tres veces por semana en el CIE

El caso se diferencia de su compañero activista Mohamed Said Badaoui, que el viernes ingresó en el CIE, en virtud de sendas órdenes de expulsión, acusados de suponer una amenaza para la seguridad nacional, según informes de la Policía.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El juzgado de instrucción 5 de Vilanova y la Geltrú ha denegado el ingreso en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona al activista musulmán Amarouch Azbir. El juez le ha dejado en libertad pero le obliga a comparecer tres veces por semana como medida cautelar. A pesar de las supuesta amenaza a la seguridad nacional, según los informes de la policía, que les acusan de haberse radicalizado.

El caso se diferencia así del del otro activista de la comunidad islámica Mohamed Said Badaoui, a quien el juzgado de guardia de Reus envió al CIE el viernes. Sobre ambos activistas existe una orden de expulsión pendiente desde el verano. El origen del orden de detención es una denuncia de la Comisaría General de Información por «radicalismo ideológico», «difusión de postulados radicales progihadistas» y por ser «uno de los principales referentes en España del salafismo más ortodoxo».

- Publicidad -
Detenen els activistes islàmics Mohamed Said Badaoui i Amarouch Azbir, pendents d'una ordre d'expulsió. ACN
Los activistas islámicos Amarouch Azbir, y Mohamed Said Badaoui con micrófono. ACN

El activista fue arrestado en su ciudad este martes por la policía española. Este jueves la Audiencia Nacional rechazó las medidas cautelosísimas planteadas por Ivan Jiménez, abogado de ambos. Pero el juzgado de Instrucción 5 de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) decidió, en la jornada de ayer sábado, la puesta en libertad de Amarouch Azbir.

Así, quedó pendiente la ejecución de la orden de expulsión, pero el viernes ambos fueron devueltos a sus localidades a la espera de pasar por los juzgados de guardia. Azbir lleva más de 20 años viviendo en Vilanova i la Geltrú y es presidente de la asociación islámica Al-Forkan de esta localidad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.