viernes, 31 de mayo del 2024

Bourla anuncia la vacunación para niños de 5 a 11 y las redes se lanzan contra él

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

El descrédito que están sufriendo las compañías farmacéuticas como Pfizer ante el escándalo que está suponiendo la revelación de información por parte de distintas informaciones publicadas, así como lo sucedido esta semana en el Parlamento Europeo, en la Comisión Especial sobre la valoración de la gestión de la pandemia, que ha versado sobre las vacunas contra el covid, está aumentando por momentos.

Es un hecho que Albert Bourla, CEO de Pfizer, intercambió mensajes de texto con la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, en medio del proceso de adquisición de miles de millones de dosis de unas vacunas que no habían sido testadas en cuestiones fundamentales antes de salir al mercado. Los mensajes han sido requeridos por el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea, así como por la Defensora del pueblo europeo. En ambos casos se ha obtenido la misma respuesta por parte del gabinete de la presidenta de la Comisión Europea: no los encuentran.

- Publicidad -

Un episodio que deja en evidencia la falta de transparencia y la posible gestión de intereses privados que han sido financiados con miles de millones de dinero público europeo. Por eso esta semana, ya habido declaraciones de eurodiputados que apuntan a estos hechos como el caso de mayor corrupción de la historia de la humanidad.

Bourla debía haber comparecido ante el Parlamento Europeo esta semana, pero no lo hizo. Y este hecho también ha sido denunciado por los eurodiputados que sí estuvieron presentes en la Comisión especial.

- Publicidad -

En su lugar, acudió Mrs. Small, quien reconoció que Pfizer no hizo pruebas sobre el bloqueo de transmisión del virus cuando las llamadas vacunas salieron al mercado. Un escándalo que ha conmocionado ya a quienes han tenido conocimiento de este grave hecho.

- Advertisement -

Precisamente esta semana, en el día de ayer, Albert Bourla informaba a través de su cuenta en twitter de que la FDA había autorizado la administración de las vacunas para los niños de 5 a 11 años.

«Me complace compartir que recibimos la autorización de uso de emergencia del @US_FDA para nuestra vacuna Omicron BA.4/BA.5 adaptada #COVID19 para niños de 5 a 11 años. Este es un hito importante a medida que nos acercamos a los próximos meses de invierno: https://on.pfizer.com/3MtRKW2″ «

Lo sorprendente de este mensaje, han sido precisamente los comentarios que ha suscitado. La práctica totalidad ha respondido señalando al directivo de Pfizer como «criminal, irresponsable» y han señalado su comportamiento ante la pandemia como «falto de ética».

Muchos le preguntan cómo es posible querer vacunar a niños, cuando el virus no les afecta prácticamente y las llamadas vacunas han demostrado tener posibles efectos adversos especialmente graves en los más jóvenes. Se han identificado ya casos de problemas severos a nivel neuronal, así como en el miocardio. Una «vacuna» que no inmuniza, que pierde eficacia con el paso de los días y que, además, conlleva riesgos graves para la salud.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.