martes, 25 de junio del 2024

El dinero de la Iglesia queda en manos de tres españoles ¿Sabe lo que hace el Vaticano?

La Secretaría de Economía del Vaticano 'española' tendrá a su cargo a los más de 3.000 empleados y podría pasar cualquier cosa a partir de ahora para “salvar puestos de trabajo”.

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Ahora sí, este podría ser el fin de la Iglesia, tal como la conocemos. El Papa Francisco ha nombrado este lunes al abogado Luis Herrera Tejedor al frente de esta oficina, dependiente de la Secretaría de Economía, el órgano que controla todo el flujo de capital en la Santa Sede y que preside el jesuita Juan Antonio Guerrero.

Junto a ellos, el secretario general del ‘ministerio de Economía’ vaticano, Maximino Cabellero Lido. El dinero de la Iglesia, pues, está en manos de tres españoles. Así lo ha decidido Bergoglio. Por lo que el primer director de Recursos Humanos del Vaticano será español, y laico.

- Publicidad -

Con unos sueldos dispares, que van desde los 1.200 a los 3.500 euros, sin contar a los prefectos (ministros), que hasta la pandemia venían a cobrar, libres de impuestos, unos 5.000 euros. El pasado año, el Papa les redujo los sueldos entre el 10 y el 15%, para «salvar puestos de trabajo».

Así, el nuevo responsable de la Dirección de Recursos Humanos de la Santa Sede en la Secretaría de Economía tendrá a su cargo a los más de 3.000 empleados con los que, aproximadamente, cuenta el Vaticano. En cualquier caso podríamos esperar cualquier sobresalto en las finanzas a partir de ahora…

- Publicidad -

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.