jueves, 18 de abril del 2024

Scholz, canciller alemán, considera que los apagones serán «poco probables» pero «posibles» este invierno

El canciller ha intentado calmar a la población ante el peligro de sufrir cortes de suministro durante el invierno ocasionados por la falta de gas, electricidad y carbón

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha afirmado que en principio no se esperan cortes de energía para el próximo invierno. Un comentario que intenta tranquilizar a una población alemana que acaba de ver cerrar el NordStream1 sin saber cuándo volverá a suministrarse el gas.

Sin embargo, el canciller tampoco ha podido confirmar con contundencia que no se vayan a producir, no pudiendo descartar un escenario complicado ante la escasez energética.

- Publicidad -

«Hemos hecho todo lo posible para asegurarnos de que no llegue a eso», ha afirmado Scholz en una entrevista dada al medio alemán ZDF ayer domingo. 

Las declaraciones se hicieron en respuesta a las que, previamente, el líder del partido de la Unión Demócrata Cristiana hizo en una entrevista a Bild el día anterior, el sábado, cuando acusó a la coalición gobernante de «eliminar gradualmente la energía nuclear por razones ideológicas, a pesar de la crisis energética en curso en la UE», añadiendo que «como resultado, Alemania corre el riesgo de sufrir apagones a principios del próximo año».

- Publicidad -

Ante estas afirmaciones, el canciller salió a la opinión pública para intentar calmar los ánimos. En su intervención defendió las políticas llevadas a cabo por el gobierno, entre las que se incluyen medidas de ahorro de energía, esfuerzos para llenar las reservas de gas natural y la reactivación de centrales térmicas de carbón. Estas medidas, dijo el canciller, «deberían ser suficientes para que el país pase el invierno», y añadió que «Alemania tendrá más capacidad para los envíos de gas natural licuado en unos meses».

La escasez de carbón, próxima amenaza para Alemania

- Advertisement -

Los productores de electricidad en la región alemana del Rin han advertido del hecho de que el suministro de energía puede disminuir ante los retrasos en las entregas de carbón a las centrales eléctricas debido a los bajos niveles de agua en los principales ríos. 

Así informó el pasado viernes el medio Bloomberg. Según el informe hecho público, varias plantas que funcionan con carbón, incluidas las de las empresas de servicios públicos EnBW AG y Trianel GmbH, emitieron ya varios avisos durante la semana pasada en los que advertían que están enfrentándose a problemas serios de suministro. 

Los informes realizados señalan que la estación Lunen de Trianel ha tenido que cortar la generación de energía durante el pasado fin de semana, mientras que la planta Helibronn de EnBW también se ha visto afectada, aunque no se han conocido más detalles al respecto.

El portavoz de Trianel ha explicado que, debido a la sequía que ha provocado el bajo nivel de agua en vías fluviales principales, las barcas se vieron obligadas a reducir la cantidad de carbón que transportan para poder navegar en las aguas menos profundas.

Nuevo paquete de ayudas para los alemanes

El canciller alemán ha prometido que el nuevo paquete de ayudas a la ciudadanía alemana llegará «lo antes posible». Se trata del tercer paquete para poder hacer frente al aumento del precio de la energía y ante las dificultades presentadas por la inflación.

El tope de los precios de la electricidad se financiará con los ingresos extraordinarios de aquellas empresas que no tienen costes de producción tan altos, pero que se están beneficiando de los actuales precios elevados en el mercado.

«Estoy seguro de que Alemania, también como democracia, superará este momento, porque somos un país económicamente muy fuerte y somos, y eso es importante para mí, un Estado social. Y ambas cosas juntas son importantes», dijo el canciller en la entrevista dada el domingo.

El tercer paquete de ayudas asciende a 65.000 millones de euros, duplicando la cantidad dada en los paquetes anteriores.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.