sábado, 13 de agosto del 2022

El gobierno de España nos “roba” más de la mitad de los fondos Next Generation

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Catalunya considera que su participación en la implementación de los Fondos Next Generation EU ha sido «prácticamente nula», a pesar del fuerte componente regional prometido por el gobierno español. Según un informe elaborado por la plataforma ‘Regions for EU Recovery’, formado por 30 regiones de diez estados miembros, Catalunya defiende que no se ha respetado el principio de subsidiariedad y observa «contradicciones» entre las políticas regionales y los objetivos del ejecutivo central.

El documento, presentado este miércoles en Bruselas por la consellera d’Acció Exterior, Victoria Alsina, también señala que los procedimientos diseñados por el Estado están provocando que Catalunya reciba la mitad del dinero que le correspondería atendiendo a su PIB y población.

- Publicidad -

La principal queja por parte del gobierno catalán que recoge el informe es la poca participación del ejecutivo en el reparto de los fondos Next Generation. Según apunta el documento, Cataluña «no ha tenido un rol central en el diseño de los objetivos, a pesar de participar en las llamadas organizadas por el gobierno central». Además, señala que Catalunya ha tenido que apoyar a las autoridades ya los inversores locales pese a no estar plenamente implicada en el proceso.

Otro de los reclamos destacados por parte del Gobierno es la «multiplicidad de órganos», algo que ha dificultado que los potenciales beneficiarios encontraran las ayudas que necesitaban. «Esto es especialmente perjudicial para las pymes, que no disponen de una capacidad administrativa adecuada para hacer frente a estas dificultades», apunta el informe.

- Publicidad -

En relación con esta cuestión, el informe también denuncia que esta falta de coordinación ha derivado en el diseño de ayudas «desagregadas, centradas en ámbitos demasiado específicos» y escritas en un lenguaje «excesivamente complejo». Si bien el texto celebra que la mayoría de los estados hayan impulsado un mecanismo para realizar un seguimiento del uso de los fondos, Catalunya y el resto de regiones españolas que han participado en la encuesta, el País Valenciano, el País Vasco y las Islas Baleares, consideran que las herramientas para evaluar cómo se han utilizado las ayudas han sido «insuficientes».

La España centralizada que no respeta 

- Advertisement -

Por otra parte, Catalunya subraya que el gobierno español no ha respetado el principio de subsidiariedad y los distintos niveles de gobernanza en la región. En este sentido, pone de manifiesto que esto pone límites al ejercicio de su competencia y, al mismo tiempo, contradice algunas de las políticas que quieren impulsarse desde el Gobierno. «La centralización ha derivado en contradicciones de las políticas regionales, lo que puede limitar la absorción de fondos y otorgar subvenciones a proyectos que no son transformadores«, señala el informe.

Finalmente, tanto Cataluña como el resto de comunidades españolas han criticado el «poco margen» de lo dispuesto por planificar el uso de los fondos y han apuntado que los plazos habilitados para enviar solicitudes han sido «demasiado cortos». Según la consellera Alsina, la principal conclusión del informe es que Catalunya, y buena parte de las regiones que aparecen en la encuesta, “no tiene el rol que debería tener, tanto en los procesos de toma de decisión como en la implementación de los fondos”.

En este sentido, ha insistido en que la eficiencia de los fondos se reduce de forma significativa cuando no son los territorios directamente vinculados a la gestión de estos recursos los que se hacen cargo de ellos. Según datos mencionados por la propia consellera, en convocatorias directamente gestionadas por el Govern, Catalunya ha obtenido el doble de los fondos que le corresponderían de acuerdo con su PIB y su volumen de población.

Por el contrario, estos ingresos se han reducido a la mitad si se tienen en cuenta los recursos obtenidos de los fondos Next Generation gestionados por el gobierno español. «Es una gran preocupación», ha reconocido Alsina. Una vez presentado el informe, la intención de las regiones que ha participado es la de trasladar el documento al resto de las instituciones europeas para que éstas “tomen nota” y puedan introducir mecanismos “que escuchen más y mejor las voces de las regiones ”.

Quejas en el resto de Europa

Más allá de las quejas de Catalunya, País Vasco, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, el documento también recoge las opiniones de trece regiones de ocho países de la Unión Europea. De éstas, sólo una tercera parte han afirmado que han podido gestionar proyectos vinculados a los Fondos Next Generation de forma directa.

Se trata de la región belga de Flandes, Baja Austria, la región finlandesa de Aland y la región eslovaca de Bratislava. El resto de territorios que han mostrado disconformidades con sus gobiernos centrales han sido las regiones italianas de Lazio, Lombarda y Emilia-Romagna, las alemanas Baden-Württemberg y Baviera, las francesas Occitania y Nueva Aquitania y la región finlandesa de Helsinki.

Aparte de la consejera Alsina, la presentación del informe, que ha tenido lugar en la delegación del Gobierno en Bruselas, ha contado con la participación del ministro-presidente de Flandes, Jan Jambon, y del presidente de la región de Bratislava, Juraj Droba.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.