sábado, 13 de agosto del 2022

Abortar ya no es un derecho en Estados Unidos por una sentencia histórica del Supremo

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Con la decisión de este viernes, los jueces del Supremo abren la puerta a que cada Estado decida si permite o prohíbe a las mujeres abortar. Se espera que la mitad de la cincuentena de estados que forman Estados Unidos se planteen tomar algún tipo de restricción de forma inmediata.

Trece estados, de mayoría conservadora, ya tenían preparada legislación escrita para que entrara en vigor automáticamente cuando el Tribunal Supremo decidiera sobre el derecho al aborto.

- Publicidad -

Cuatro estados, Misuri, Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur han prohibido de forma inmediata la interrupción voluntaria del embarazo. Lo decretaron minutos después de hacerse pública la decisión del Supremo. El fiscal general de Misuri, Eric Schmitt, aseguró que éste «es un día monumental para la santidad de la vida» tras firmar la orden de prohibición del aborto.

Idaho, Tennessee y Texas también aprobaron de forma automática la prohibición del aborto, aunque, en este caso, la prohibición no entra en vigor hasta dentro de treinta días.

- Publicidad -

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, recordó a los estados que pueden mantener vigente el derecho al aborto en sus territorios pese a la sentencia del Supremo. Y ha advertido a los estados que quieren prohibirle que no podrán impedir a las mujeres que quieran abortar marcharse a otros estados para hacerlo.

Los nueve integrantes de la corte suprema de Estados Unidos (Reuters/ Erin Schaff).

6 votos contra 3

- Advertisement -

La mayoría conservadora del Tribunal se ha impuesto y la decisión final ha sido de seis votos a favor de limitar el derecho constitucional a abortar frente a tres votos en contra. La composición del Tribunal Supremo, con seis magistrados conservadores y tres progresistas, es muy difícil de cambiar debido a que los cargos son vitalicios.

Los jueces sostienen que la decisión del caso Roe contra Wade, que permitía desde la década de los setenta los abortos entre las 24 y las 28 semanas de embarazo, fue errónea porque la Constitución de Estados Unidos no hace mención específica del derecho al aborto.

En mayo se filtró un borrador de la sentencia que indicaba que el tribunal se decantaría por anular el derecho constitucional al aborto y provocó una tormenta política y numerosas reacciones en contra de grupos de defensores de los derechos humanos.

Biden: «La lucha no ha terminado»

«Hoy es un día triste para el Tribunal Supremo y para el país», ha dicho el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, después de que el tribunal haya revocado la protección del derecho al aborto, una decisión que ha calificado de » error trágico», fruto de una «ideología extremista».

Biden ha advertido de que «la lucha no ha terminado», mientras se dirigía a los electores para pedirles que hagan oír su voz en las elecciones de noviembre, para garantizar una mayoría en el Congreso para sacar adelante leyes que amparen este derecho .

«Los políticos no pueden interferir en las decisiones que deben tomar las mujeres, de acuerdo con sus médicos», ha dicho el presidente de Estados Unidos, que ha cargado contra los «tres jueces nombrados por el presidente Donald Trump», que han eliminado «un derecho fundamental que no se había tocado en cinco décadas».

«El Tribunal Supremo quiere volver 150 años atrás», ha añadido. «El Tribunal Supremo ha retirado expresamente al pueblo estadounidense un derecho constitucional que ya había reconocido. Simplemente se lo ha llevado. Esto nunca se ha hecho con un derecho tan importante para tantos estadounidenses», ha señalado.

Estadounidenses en protesta hacia el Capitolio por la decisión sobre el aborto. Reuters/Michael S.

Las reacciones: «Ataque a los derechos»

Hecha pública la decisión del Supremo estadounidense, se han sucedido las reacciones a favor y en contra…

El expresidente de EEUU Barack Obama ha dicho que este viernes el Supremo ha atacado los derechos y libertades de millones de estadounidenses:

Michele Obama:

Pelosi ha afirmado que tras la decisión del Supremo existe «un objetivo oscuro y extremo» iniciado por la anterior administración republicana de Donald Trump.

Trump, por su parte, se ha apresurado a decir que la anulación del derecho al aborto responde a la «voluntad de Dios». Ha añadido que la sentencia «se ajusta a la Constitución» y «reduce todo en el ámbito de cada estado, tal y como debería haber sido siempre». El líder de los Republicanos en el Senado, Mitch McConnell, ha asegurado que la decisión de revocar el derecho al aborto es «valiente y correcta» y supone una victoria histórica por la Constitución y las personas más vulnerables del país.

 

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.