domingo, 25 de septiembre del 2022

Marruecos espía a España pero Catalunya es siempre la excusa de sus males

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Las sospechas de espionaje al presidente español Pedro Sánchez y a la ministra de Defensa Margarita Robles conducen desde hace días hasta el otro lado del Estrecho. Exactamente la reino alauita de Marruecos. Hipotéticamente país ‘amigo’. O eso es lo que se fuerzan a creer en España.

Las revelaciones de que los teléfonos móviles de Pedro Sánchez y varios de sus ministros fueron infectados con Pegasus hace ahora un año, en una coyuntura marcada por la llegada de Brahim Ghali y el asalto migratorio a Ceuta, convierte a Marruecos en el principal sospechoso del espionaje.

- Publicidad -

Ahora se puede dar por confirmado que el reino de Mohamed VI ejerce sin escrúpulos un espionaje sistemático, contra sus súbditos y también contra funcionarios extranjeros. Antes de padecerlo La Moncloa, fue El Elíseo, en Francia, donde sufrieron sus métodos.

El anuncio ayer de que el móvil del ministro del Interior también fue infectado por Pegasus junto al de Pedro Sánchez y Margarita Robles conduce a la conclusión de que quien contrató los servicios del sistema israelí quería espiar a la columna vertebral de las políticas de Estado de España.

- Publicidad -

La intrusión en los tres dispositivos se produjo entre el final de la primavera y el inicio del verano de 2021, en el punto álgido de la mayor crisis diplomática con Marruecos – volvemos a recordar las 10.000 personas que entraron por la valla de Ceuta y a nado protegidas por pasividad de la policía marroquí-.

En ese momento se creyó que fue ante la decisión de Madrid de acoger en secreto, por razones humanitarias, al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, quien permaneció en el país desde el 18 de abril hasta el 1 de junio de 2021. Pero ahora se vislumbra que el espionaje viene de antes, de otros intereses.

- Advertisement -

Lo lamentable del caso es que el Estado español con su ceguera histórica y su abuso al que menos le preocupa defenderse, intenta desviar todo lo relacionado con la seguridad e integridad territorial, como contra Catalunya. Pero estamos viendo como los espías son espiados por sus ‘comprometidos’ vecinos. No hay más ciego que el que no quiere ver.,,

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.