Acorralada la Moncloa anuncia ahora que Sánchez y Robles han sido espiados también con Pegasus

Como una huida hacia adelante, Félix Bolaños atribuye el ataque a una intervención externa e ilícita y explica que se ampliará la investigación a los dispositivos de todos los miembros del Ejecutivo. El escándalo es brutal y ya hay quien señala a Putin y en breve a Puigdemont...

El Estado español es imaginativo para exculparse de las cloacas, pero esta vez se han pasado. El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha anunciado en una rueda de prensa extraordinaria que tanto los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como de la ministra de Defensa, Margarita Robles, han sido infectados con el programa de ciberespionaje Pegasus en lo que ha calificado como «una intervención externa e ilícita», según han confirmado dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional.

El ministro Bolaños ha explicado que el Ejecutivo llevó estos móviles al centro que confirmó estas infecciones y ha añadido que la investigación se extenderá al resto de los móviles de los miembros del Ejecutivo. Según ha detallado el titular de Presidencia, hubo dos infecciones en el dispositivo de Sánchez en mayo del 2021 y otra en el de Robles en junio del 2021.

Así se da por hecho que el espionaje de estos terminales es «ilícito y externo», situando así la intrusión en los teléfonos «fuera del ordenamiento jurídico» y «ajeno a los organismos del Estado». También ha explicado que ya han puesto en conocimiento de la justicia las informaciones que han determinado su infección con Pegasus.

La Moncloa he hecho este anuncio en una rueda de prensa del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, convocada de urgencia y por sorpresa este lunes por la mañana. Más de uno se teme que al final la culpa acabe recayendo en Vladimir Putin o al propio Carles Puigdemont

Salir de la versión móvil