Puigdemont, Comín y Ponsatí exigen se investigue a Reynders por el “trato de favor” al españolismo

Los eurodiputados independentistas pasan a la acción ante la negativa de la CE a reunirse con Junts.

Comín, Ponsatí y Puigdemont.

Los eurodiputados de Junts, Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, han pedido al Defensor del Pueblo Europeo que abra una investigación para establecer si el comisario de Justicia Didier Reynders actúa en conformidad con los tratados de la Unión Europea (UE).

Desde la formación independentista han afirmado que el motivo de esta petición es la negativa del eurocomisario de Justicia a reunirse con los tres eurodiputados, y el «silencio» de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen. Según detallaron, después de que Reynders se reuniera con la organización españolista Sociedad Civil Catalana (SCC) el pasado mes de diciembre, los europarlamentarios de Junts solicitaron hasta tres ocasiones una reunión con el comisario.

Según los eurodiputados independentistas, la CE mantiene un “trato de favor” hacia los eurodiputados y asociaciones españolistas, denunciando tanto la reunión del comisario Reynders con Sociedad Civil Catalana, como la reunión entre el comisario Margaritis Schinas y el partido de extrema derecha Vox . Junts considera que podría estar cometiéndose una “violación” del código de conducta de la CE, e incluso una posible violación de los tratados europeos.

La formación independentista afirma que la solicitud hecha al Defensor del Pueblo Europeo busca poner de manifiesto «la infracción del derecho a ser escuchados ya recibir una respuesta oportuna», y pide al comisario Reynders que «cumpla con sus responsabilidades» y que se reúna con Junts, “al igual que lo hace con otros diputados del Parlamento Europeo”.

Asimismo, desde Junts i Lliures per Europa han anunciado que han presentado dos preguntas parlamentarias a la Comisión Europea cuestionando su “praxis y método” a la hora de decidir con qué actores políticos se reúne.

Salir de la versión móvil