La Corte Suprema avala la reforma legislativa para la nacionalización de parte de la energía en México

Estados Unidos ha reaccionado con preocupación

La Corte Suprema de México ha dado el visto bueno a las modificaciones del gobierno de López Obrador introducidas en la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

“Quiero informar al pueblo de México que la resolución de la Suprema Corte de declarar constitucional la Ley (de la Industria) Eléctrica fue una decisión histórica, patriota, en beneficio del pueblo de México, en beneficio de la nación”, dijo el mandatario en la conferencia diaria desde Palacio Nacional.

Después de que en marzo de 2021 Morena aprobase la nueva ley eléctrica, 24 horas después un juez la dejó sin efectos al aceptar los recursos que presentaron distintas empresas que se verían afectadas por la misma. Meses después el oficialismo perdió peso en la cámara y se precipitaron los acontecimientos hacia una reforma radical del sistema que regula la energía. La reforma establece que el sector público se va a reservar, como mínimo, una cuota del 54% del sector energético.

Esta decisión judicial supone una victoria jurídica para el presidente mexicano que ha decidido apostar por un modelo energético que da prioridad a las empresas estatales, debilitando a las privadas.

La nueva ley apuesta por priorizar a las centrales estatales de la Comisión Federal de Electricidad, independientemente de la forma de producción de energía que tengan; la ley anterior daba prioridad a las centrales más baratas, que en su mayoría eran las renovables en manos de empresas privadas.

También se prevé la posibilidad de revisar contratos firmados y eliminar la obligatoriedad de celebrar subastas. Desde la Comisión Federal de Competencia Económica de México se ha señalado que este tipo de modificaciones van a generar un monopolio estatal, que «afectará a consumidores y a empresas mexicanas» al traer tarifas más caras.

La semana que viene la propuesta legislativa llegará a la Cámara de los Diputados y allí deberá someterse a votación con una representación parlamentaria diferente a la que había en marzo de 2021.

Referencia a España

El presidente Lopez Obrador ha hecho referencia a España para poner un ejemplo sobre las peores prácticas del período neoliberal. «Hacían lo que querían, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo, nos vieron como tierra de conquista, al grado que en cada sexenio había una empresa favorita de españa. Iberdrola fue tratada con privilegios que nos afectaron».

También ha señalado que «Si no se aprueba la reforma, van a ser las empresas las que van a fijar los precios y nos va a pasar lo que está sucediendo en España».

La embajada de Estados Unidos en México, preocupada por la reforma

La Embajada de Estados Unidos en México se ha pronunciado inmediatamente al conocerse la decisión de la Corte Suprema: «Estados Unidos respeta la soberanía de México y sus procesos democráticos. Es en este tenor de cooperación y respeto que nos preocupa que la ley de la Industria Eléctrica de 2021 probablemente abrirá la puerta a litigios sin fin, generando incertidumbre y obstruyendo la inversión», ha señalado mediante un comunicado.

Estados Unidos ha afirmado comprometerse a trabajar con México para «hacer de América del Norte una potencia energética que encabece al mundo en el combate a la crisis climática», así como «para proteger las inversiones actuales y futuras de empresas del país de México».

Previamente, antes de la sentencia de la Corte Suprema, López Obrador ha denunciado a comienzos de esta semana las presiones que estaban realizando desde Estados Unidos contra su propuesta de reforma eléctrica, preparando reuniones con los grupos de la oposición para dificultar las votaciones próximas.

Salir de la versión móvil