sábado, 20 de abril del 2024

Fracasa el referéndum pero la ley homófoba sigue vigente en Hungría

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

El pasado domingo se celebró un referéndum en Hungría sobre la ley que establecía la prohibición de hablar de homosexualidad y cambio de género a menores. 

La ley en principio se presentó como defensora de los derechos de los menores, condenando los abusos hacia ellos. Sin embargo, el texto enmascaraba una persecución del colectivo homosexual.

- Publicidad -

El referéndum no obtuvo la participación mínima necesaria del 50% de votos válidos emitidos. Sin embargo esto no significa que la ley siga en vigor. El Gobierno, recién respaldado en las elecciones, no se plantea eliminarla. Al menos de momento.

La Oficina Nacional Electoral informó ayer lunes de que el 44% de los votos fueron válidos (aunque no suficientes). Pero analizar ese resultado ya demuestra que el 90% de los votos emitidos estaban en contra de la esta ley que ya supuso un procedimiento de infracción contra Hungría por parte de la Unión Europea al considerarla homófoba, discriminatoria y contraria a los valores europeos. De los votos que se consideraron inválidos, también se obtiene el análisis de que muchos de ellos eran negativos a la ley, y así lo manifestaban en mensajes escritos en las papeletas (por eso no se contabilizaron, al estar marcadas y ser inválidas)

- Publicidad -

Precisamente los partidos de la oposición hicieron un llamamiento masivo a no participar en la consulta, para obtener así el resultado que finalmente se ha producido: la invalidación de la consulta al no tener suficiente participación.

Las preguntas del referéndum 

- Advertisement -

Se ha criticado también el contenido de las preguntas, al ser «engañosas y ambiguas» por parte del Consejo de Europa. ¿Qué decían exactamente?

  • «¿Apoya usted que en los centros de educación pública se realicen charlas sobre orientaciones sexuales sin el consentimiento de los padres?»
  • «¿Apoya usted la promoción de terapias de cambio de sexo en menores de edad?»

A estas dos se sumaba otra sobre la permisión de difusión sin control de contenidos sexuales que pudieran influir en el desarrollo de los menores y otra más sobre la información de los medios de comunicación relativa al cambio de sexo en menores de edad.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.