viernes, 12 de abril del 2024

La industria alemana alerta de su inminente cierre sin la energía rusa

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Los líderes de los sindicatos IG Metal, IGBCE e IG Bau han dado una rueda de prensa conjunta en Berlín para explicar las consecuencias que tendría cortar el suministro de energía proveniente de Rusia.

«La explosión de los precios de la energía, pero sobre todo el posible embargo del gas, afectaría duramente a la industria de uso intensivo de energía, la madre de la red industrial», señaló Michael Vassiliadis, presidente del sindicato de trabajadores químicos de IGBCE de Alemania.

- Publicidad -

En una entrevista publicada por el Maganer Magazin, ha señalado que habrá que plantearse el uso de la energía nuclear de Francia, y que habría que crear una red de electricidad, gas y combustible a nivel europeo.

«Las consecuencias no sólo serían la reducción de las horas de trabajo y la pérdida de puestos de trabajo, sino también el rápido colapso de las cadenas de producción industrial en Europa, con consecuencias en todo el mundo», ha añadido.

- Publicidad -

Según los datos aportados por los sindicatos, detener las importaciones rusas de gas, petróleo y carbón «pondrá en riesgo a 3,4 millones de empleados en la industria de la construcción alemana, ya que depende totalmente de la cal y del cemento, cuya producción requiere mucha energía», según explicó Robert Feiger, líder del sindicato IG BAU. «El gobierno federal debe hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar el suministro de energía a pesar de la actual situación de crisis».

Jöirg Hofmann, líder del sindicato de trabajadores metalúrgicos IG Metall ha señalado el peligro de interrumpir las cadenas de producción industrial por ser «de fundamental importancia para Europa como lugar de negocios». Y por ello ha hecho un llamamiento al gobierno alemán para que brinden apoyo a las empresas y proteja a sus empleados en caso de que se den los cortes de producción causados por «costos de energía abusivos«.

- Advertisement -

Según informó Reuters ayer martes, el flujo del gas natural ruso a través del gasoducto Yamal-Europa en la frontera entre Alemania y Polonia, cayó a cero. 

Los flujos hacia el este desde Alemania a Polonia se situaron en 1,451 kWh/h a las 11.00 GTM, pero por la tarde cayeron a cero, según el operador Gascade.

Esto podría deberse, según la agencia de noticias TASS, a entregas de flujo de gas iguales en los modos directo e inverso. El gas a través de Yamal-Europa generalmente se mueve hacia el oeste, pero cuando los clientes polacos compran gas de Alemania, el gasoducto invierte el flujo.

Gazprom habría reservado cierta capacidad de tránsito de gas a través del gasoducto Yamal-Europa para hoy miércoles, según ha informado Interfax haciendo referencia a los datos de la subasta. Pero los flujos reales no estarían garantizados, según apunta RT, porque Gazprom no siempre utiliza la capacidad de reserva.

Las entregas de gas ruso a Europa mediante las dos rutas clave: Nord Stream y la red de tránsito de Ucrania se han mantenido estables.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.