Publican el manifiesto por un debate público sobre la pandemia

Los firmantes hacen un llamamiento ante la deriva autoritaria y exigen un debate público

En el día de hoy se ha publicado un manifiesto donde se hace un llamamiento desde la izquierda, por parte de personas vinculadas a distintas formaciones políticas, que en algunos casos han tenido «que renunciar a sus cargos públicos» debido a las circunstancias a las que han tenido que enfrentarse estos dos últimos años.

Señalan en el escrito que «hace mucho tiempo» que son críticas, pero han conseguido unirse perocupadas «por la deriva autoritaria que se está produciendo en los últimos años a nivel internacional, nacional», llegando a afectar a los pueblos y ciudades.

Subrayan que les ha costado encontrarse, y que se han sentido solas en los entornos políticos ante lo que ha supuesto «el mayor recorte de derechos y libertades de la historia reciente, bajo un pretexto de «crisis sanitaria» donde ha sido tabú cuestionar la validez científica, médica, ética de las medidas impuestas». Pero, según afirman, al mismo tiempo saben que en todas partes «son muchas más, críticas con el relato oficial y con estas medidas, decepcionadas con los partidos políticos, que han rehuido su principal razón de ser: debatir». Porque «sin debate, no existe credibilidad alguna».

Denuncian que «esta falta de debate, acompañada de la censura sistemática de toda opinión crítica, nos ha llevado a asumir restricciones de derechos y libertades altamente cuestionables a nivel científico, médico y ético». Y apuntan concretamente a:

Explican en el texto, que «mientras desde la política y los medios de comunicación se ha difundido miedo entre la población, siguiendo estrategias que podrían definirse como terrorismo mediático, se han obviado otras problemáticas como el aumento de enfermedades mentales, depresiones y suicidios o el incremento de mortalidad por otras causas desde el inicio de la inoculación, especialmente entre la gente más joven». Además, añaden, «el impacto de las medidas impuestas ha tenido graves consecuencias a nivel educativo, económico, social, laboral y ecológico, muchas ampliamente documentadas, que es necesario analizar en detalle y debatir». 

Los firmantes consideran que «la crisis sanitaria» responde más «a intereses económicos y de control social que a la salud de las personas». Y recuerdan que durante los últimos dos años no se ha trabajado para reforzar y mejorar de verdad la sanidad pública, sino todo lo contrario: se ha desmantelado la atención primaria, destruyendo así un pilar básico del sistema sanitario y descuidando lo que debería ser su objeto principal: la promoción de la salud. 

Piden los firmantes:

 

Las personas que impulsan este manifiesto provienen de formaciones políticas como las CUP, de Cataluña, Compromís, Valencia entre otras organizaciones.

Para adherirse al manifiesto, que puede leer aquí, debe dirigirse a la siguiente dirección de correo electrónico: manifestpeldebatpolitic@gmail.com

 

Salir de la versión móvil