sábado, 18 de mayo del 2024

España, país de pandereta que hace reflejar su Parlamento al de otros territorios del Estado

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Lo ocurrido hace unos días en el Congreso de los Diputados en las votaciones sobre la ley de la reforma laboral ha entrado en recordatorio de esta legislatura y en la historia de este país de pandereta llamada España. Segundos que se hicieron eternos en el hemiciclo entre el «queda derogado el real decreto ley» que pronunció Meritxell Batet, y la posterior rectificación de la presidenta del Congreso, «los servicios de la cámara me informan que queda convalidado el real decreto ley».

Los socialistas estaban convencidos de que podrían sacar adelante la votación sin sus aliados parlamentarios, ERC, PNV y Bildu. Ya hacía semanas que en la sede socialista de la calle Ferraz de Madrid se estaba cocinando una alternativa con Ciudadanos y partidos minoritarios como Unión del Pueblo Navarro. El ridículo ‘error’ del diputado del PP por Cáceres, Alberto Casero, que se equivocó al votar afirmativamente a la reforma laboral del Gobierno permitiendo su convalidación, hicieron el resto.

- Publicidad -

El PSOE de Pedro Sánchez, el presidente ‘más progresista de la historia’, pretendía salvar la reforma laboral sin los «socios radicales» y ocupar el centro del tablero político a las puertas de unas elecciones en Castilla y León. Un plan que saltó por los aires con los dos diputados navarros que a última hora rompieron la disciplina de voto.

La operación UPN ha sido un rotundo fracaso y es inevitable buscar a responsables. Públicamente los socialistas acusan al PP de provocar el movimiento de ambos tránsfugas. En clave interna, todo el mundo señala al ministro Félix Bolaños y al número 3 del partido, Santos Cerdán, las mismas personas que llevó la fallida negociación de la moción de censura en Murcia.

- Publicidad -

Señalan a otros parlamentos territoriales para despistar

El jefe de la oposición y presidente del grupo del PSC-Units, Salvador Illa, ha reclamado al independentismo «respeto por la verdad» y que aclare cuando supieron que el parlamentario de la CUP Pau Juvillà dejó de ser diputado.

- Advertisement -

En una intervención en el Congreso Extraordinario del partido del Vallès Occidental Sud, el líder del PSC ha reprochado a Junts, ERC y la CUP que se dediquen a «gesticular, gesticular y gesticular poniendo en riesgo lo que representa el Parlament» pero, en cambio, no tengan «el coraje de decir las cosas por su nombre y por decir la verdad».

El político socialista ha hecho referencia al aval de los sindicatos mayoritarios en el texto y ha lamentado que los republicanos no hayan visto «útil» mejorar la negociación colectiva, las condiciones de vida de una camarera de piso o de un transportista.

«La política útil no es dogmática o partidista, que busca un cambio de cromos», ha añadido y, en la misma línea, se ha cuestionado si «los diputados de ERC son más de izquierda que los representantes de los trabajadores», añadiendo un “va, hombre, va”, muy aplaudido por la militancia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.