viernes, 19 de julio del 2024

La reforma laboral rompe el bloque de investidura de Sánchez y se aprueba gracias al ‘ridículo’ del PP

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Duraba demasiado. La votación de la reforma laboral en el Pleno del Congreso de ayer jueves rompe el bloque de investidura con el que el socialista Pedro Sánchez llegó a la Moncloa y aprobó sus Presupuestos Generales de 2021 y 2022, ya que socios tradicionales como el PNV, ERC y Bildu han votado ahora en contra del Gobierno, pero en todo caso no se niegan a nuevos acuerdos en el futuro.

Hay que recordar que Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno hace dos años con el apoyo del PNV, Más País-Equo, Compromís, el BNG, Nueva Canarias y Teruel Existe, además del PSOE y Unidas Podemos, y superó la votación en segunda vuelta gracias a la abstención de ERC y de Bildu.

- Publicidad -

Así, socios tradicionales como el PNV, ERC y Bildu, además del BNG, han optado por el voto en contra al decreto ley defendido por Yolanda Díaz, al igual que los independentistas de Junts y la CUP, que en su caso nunca han querido participar de la gobernabilidad del Estado.

Infografía de las claves de la reforma laboral del Gobierno.

Ridículo del PP

- Publicidad -

Todas estas formaciones han votado ‘No’ junto con el PP y Vox mientras que otros partidos que rechazaron el Gobierno de coalición han ayudado con su apoyo a que el decreto no fuera derogado. Pero el ridículo de la jornada vino cuando un diputado del PP se equivocó al votar y permitió la aprobación de la reforma.

Por último, la reforma laboral ha quedado convalidada por la mínima, 175 votos a favor y 174 en contra, gracias a Casero, que ha quedado contabilizado en el bloque del ‘sí’. Si no fuera por ese voto, la reforma habría quedado derogada porque finalmente los dos diputados de UPN que debían garantizar su aprobación con un ‘sí’ han roto la disciplina de voto y lo han hecho en contra.

- Advertisement -

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, pidió la palabra a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para denunciar que antes de la votación se había comunicado a la Mesa un «error informático» en esta votación. Batet le ha dicho que la Mesa conocía la queja y que ésta «es una cuestión técnica de la Mesa y no de conocimiento del pleno», por lo que no le ha dado la palabra.

Pablo Casado y Alberto Casero (der.) que votó a favor de la nueva reforma laboral.
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.