sábado, 20 de abril del 2024

¿Por qué no se han planteado antes distinguir entre hospitalizados «por covid» o «con covid»?

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, reconoció ayer que hasta ahora no se ha trabajado para clarificar la diferencia en las hospitalizaciones de pacientes que llegan «por Covid» o «con Covid» a recibir cuidados médicos.

«Estamos avanzando y trabajando, aunque todavía no está perfilado, a ver si podemos distinguir entre hospitalizados con covid-19 y por covid-19, que es una cuestión que en muchos hospitales y algunas comunidades autónomas ya están haciendo, pero hay que ir avanzando».

- Publicidad -

De esta manera se ha conseguido poner sobre la mesa una cuestión fundamental en esta pandemia: los datos que se nos han estado facilitando desde los organismos oficiales necesitaban ser explicados para evitar crear un estado de pánico que, según algunos expertos, es lo que precisamente se quería hacer.

No es lo mismo llegar al hospital a causa del virus, que tener que ser atendido por cualquier otra cuestión (accidente o enfermedad) y dar positivo a la prueba del virus. Sin embargo, las cifras presentadas diariamente no nos han explicado esta importante diferencia, queriendo dar a entender de manera deliberada que todos los casos que nos aparecían reflejados en las tablas se debían a la enfermedad causada por el virus.

- Publicidad -

No se trata de restarle importancia a la gravedad que en algunos casos pueda conllevar la infección producida por el SARS-COV2, sino sencillamente mostrar la realidad tal cual es y no como quieren hacernos verla. Si de 100 casos positivos en un hospital la información se detalla y se explica que 40 han necesitado ser ingresados por complicaciones derivadas de la enfermedad causada por el virus, y 60 acudían al hospital por otras cuestiones y allí descubrieron que estaban infectados, la realidad que se plantea es que, como señalaban los CDC americanos, la mayoría de los pacientes no han requerido atención a causa del coronavirus.

Los datos que desde Norteamérica se ponían sobre la mesa hace unas semanas precisamente afirmaban que la mayoría de los pacientes atendidos en los hospitales no habían ingresado por covid, así como la mayoría de las personas que habían fallecido tampoco habían muerto a causa del virus, sino que tenían hasta cuatro enfermedades más que habrían determinado su fatal desenlace.

- Advertisement -

Llama la atención que una cuestión tan importante no se haya querido aclarar hasta este momento, cuando la pandemia ya parece haber dado un giro y, sobre todo, cuando las autoridades han decidido hablar de «gripalizarla». ¿Habría sido distinto el enfoque si desde el primer momento nos hubieran explicado de qué estaba muriendo realmente la gente? ¿Se habría ayudado a que la sociedad no viviera presa del pánico a la muerte por un virus que, en realidad, estaba causando la muerte de menos personas de las que nos estaban contando? Sin duda.

Pero también es cierto que, de no haber mantenido el relato tal y como lo han hecho, habría sido más difícil hacernos tragar con las medidas impuestas. Y ahí posiblemente radique la causa de mantener los datos sin ser explicados.

Esta información que ahora se va a intentar conocer, de la que ya se han dado algunas pinceladas por distintos organismos, pondría también en evidencia el relato sobre las personas vacunadas y no vacunadas, puesto que al reconocerse que la mayoría de personas hospitalizadas no lo son a causa del covid, tampoco tendría sentido intentar culpabilizar a las personas no inoculadas de necesitar ser atendidas por cualquier otra razón ajena al virus (como apuntarían los datos que se está intentando dar a conocer, al menos en base a lo que ya han señalado otros países).

Supondría, en definitiva, poder afrontar la realidad desde los datos claros. De la misma manera que no se ha querido explicar en detalle qué es lo que se ha venido considerando «persona vacunada» o «persona no vacunada», puesto que en muchos casos se ha dado a entender que una persona no estaba vacunada cuando en realidad, acababa de ser inoculada pero no habían transcurrido los catorce días mínimos que el ministerio considera necesarios para considerar «vacunada» a una persona.

Los detalles, cuando se miran despacio, son claves para poder tener una visión más clara de lo que estamos viviendo.

Y sobre todo, reitero, lo que más llama la atención es el hecho de que una cuestión fundamental y básica como esta no se haya explicado desde el primer momento de la pandemia.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.