domingo, 14 de abril del 2024

¿Por qué hay quien no se contagia de Cóvid a pesar de estar expuesto?

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Sorprendente pero cierto. Una de las grandes incógnitas sobre la Covid-19 es por qué hay personas que no se infectan a pesar de estar muy expuestas, ni siquiera de forma asintomática, como si nunca hubieran estado en contacto con el virus. Aún no se sabe en qué porcentaje de la población es así, pero sí entender el mecanismo que ellos utilizan de forma innata puede ser útil para desarrollar nuevos tratamientos.

Anna es una de los más de 3.000 participantes en el estudio. En verano de 2020, cuando todavía no había vacuna, estuvo días sin mascarilla y dentro de casa, conviviendo con dos positivos de SARS-CoV-2, su marido y su hijo. Pero en su sangre no constaba que nunca hubiera estado en contacto con ese virus. Lo sabe porque su marido es una de las muertes por SARS-CoV-2, y después realizaron pruebas al resto de la familia. «Después de que muriera, esa noche mi hijo se quedó a dormir conmigo y tuvo fiebre. Al día siguiente fuimos al CAP y nos hicieron la PCR. La de él era positiva y la mía, negativa.»

- Publicidad -

La respuesta la buscan en Idibell (Institut d’Investigació Biomèdica de Bellvitge), uno de los 40 centros de todo el mundo que trabajan de forma coordinada para estudiar la genética de estas personas. Todas ellas antes de estar vacunados, habían estado muy expuestas al virus, durante días y sin protección, pero no se infectaron.

Tenían constancia con una PCR negativa y después lo confirmaron con un test serológico: no tenían anticuerpos, y, por tanto, no se habían encomendado en ningún momento. Lo explica, Aurora Pujol, médico genetista jefe de grupo de enfermedades neurometabólicas IDIBELL. «Tenían un historial clínico absolutamente normal. Habían tenido otras infecciones víricas y bacterianas importantes, como el resto de la población, pero es con el SARS-CoV-2 que tienen una protección.»

- Publicidad -

Creen que es su genética que evita que se infecten, como si tuvieran una inmunidad natural. Por eso les han tomado muestras de ADN, con sangre o saliva, y las están secuenciando para ver qué mutaciones tienen distintas para evitar la infección. Pujol explica que todas las muestras se envían al propio centro de secuenciación de París, para estandarizar todos los resultados.

- Advertisement -

«Todo el mundo tiene mutaciones genéticas en su genoma. Se calcula que 10 a 20 mutaciones genéticas a los 22 mil genes del genoma y estas mutaciones caen de forma aleatoria a unos genes que a otros. Es una cuestión de lotería.» «En el caso de estas personas, el virus encuentra la puerta cerrada, o su clave para entrar en la célula no encuentra esa puerta. No llega a activar el sistema inmune porque no llega a entrar el virus en la célula lula. Son personas que no dejan entrar el virus en la célula.»

Ya tienen todas las personas que necesitan para poder realizar el estudio, y ahora comienzan a analizar los primeros datos de cuáles son los factores comunes entre ellas. Desde el primer momento han tenido un alud de personas con ganas de participar. Anna lo tuvo muy claro: «Yo soy científica, soy investigadora y profesora y para mí está clarísimo que todo lo que se pueda hacer para favorecer la investigación en cualquier tipo de tema que sea interesante debe hacerse.»

Ahora bien, aunque la ciencia estudie sus genes para entender por qué no se contagian con la Covid, la sensatez siempre le ha dicho que hay que seguir tomando medidas. «Vas con mascarilla donde toca, con más protección cuando hace falta más protección. No se me ocurriría hacer burradas y dejar de ponérmela.»

Como se consigue crear ‘genéticamente‘ la vacuna contra la Covid-19.

Y aunque la ciencia avanza a una velocidad nunca vista, todavía se necesitan algunos meses para sacar conclusiones. Encontrar el mecanismo exacto que estas personas tienen de manera innata esperan que les permita desarrollar nuevos tratamientos que cierren la puerta a la entrada del virus en nuestro sistema mimetizando la respuesta inmune, como la de Anna.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.