Competencia expedienta a cuatro empresas por repartirse presuntamente contratos del Ejército

La CNMC ha abierto una investigación a Cohemo, Casli, Grupo JPG y SDLE por posibles prácticas restrictivas de la competencia.

Vuelve a ver en el Ejército de Tierra visos de irregularidades, sino posibles corruptelas. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto un expediente sancionador contra cuatro empresas contratistas del Ejército de Tierra por la presunta manipulación y reparto de licitaciones de material militar.

Estas cuatro empresas ,según La Razón se trata de las compañías Comercial Hernando Moreno (Cohemo), Casli, Grupo de Ingeniería, Reconstrucción y Recambios JPG y Star Defence Logistics & Engineering (SDLE) que están siendo investigadas, según el órgano adscrito al Ministerio de Economía, por “posibles prácticas restrictivas de la competencia.

Estas consistentes en acuerdos para la manipulación y reparto de licitaciones convocadas por España para el suministro, mantenimiento y la modernización del material militar”. Tras la apertura del expediente, la CNMC ha fijado un periodo máximo de 18 meses para su instrucción y resolución.

Pero lo llamativo de estos casos en las FFAA es que estas acusaciones se hacen sin que “la incoación de éste prejuzgue el resultado final de la investigación”. Es decir, la decisión de abrir el expediente no implica culpabilidad, y, de hecho, muchas de estas investigaciones terminan en nada y vuelta a empezar.

Salir de la versión móvil