viernes, 12 de agosto del 2022

Catedrático de Parasitología denuncia el «olvido de la ciencia» en la pandemia

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Rafa Toledo es catedrático de parasitología. Últimamente ha participado como experto en tertulias en medios de comunicación y su voz se ha convertido en una de las que presentan datos y prudencia, sin caer en las tesis oficialistas.

En su cuenta de twitter hoy ha escrito un hilo que consideramos de gran interés por lo que denuncia:

- Publicidad -

«OLVIDANDO LA CIENCIA: el otro día alguien me escribió (que me perdone porque no recuerdo quien) y me dijo algo que me hizo pensar. Me comentó que al empezar la pandemia habíamos olvidado todo lo que sabíamos de inmunología. No puedo más que darle la razón. Aunque más que olvidarlo, pienso que no se ha contado con voces autorizadas en el área lo que ha impedido que se puedan hacer proyecciones certeras y con autoridad. Eso ha generado inseguridad y miedo.

Se ha vendido que no se podía saber lo que iba a pasar. En parte es cierto, un científico no es un adivino, pero si cuenta con los conocimientos fundamentales en el área si que puede diseñar un esbozo del futuro que probablemente nos espera. Sin esos conocimientos, sólo puede responder que no se sabe y que todo es posible ¿Os suena? Pues no, no todo es posible y mucho menos probable. Por eso, en este hilo quiero recoger unos cuanto estudios e hilos recientes a modo de compilación de hechos que se podían prever, pero que han sido negados u obviados.

- Publicidad -

El problema es que han sido soslayados debido al desconocimiento en la materia de muchas de esas “voces”. Para poder constituirse en esa “voz” se requiere dominar los fundamentos básicos de un área para elaborar o valorar proyecciones. Por eso escribí un hilo hace tiempo.

Hemos visto muchos errores. El más obvio ha sido pensar que toda la respuesta inmunitaria (RI) vacunal o natural se centra en la presencia de Ac (anticuerpos). Soy profesor de inmunología y se que la parte más sencilla y mejor domina la gente son los Ac. Pero eso no los convierte ni en la única herramienta y ni siquiera en la más importante. Se ha confundido comprensión y/o conocimientos individuales con certeza.

- Advertisement -

El papel de las células T y la respuesta de memoria ha sido han sido los grandes olvidados. Desde diferentes (pocos) foros se ha reclamado su importancia, pero parecía un grito en el desierto. Se ha menospreciado por desconocimiento y eso ha hecho daño.

Lo peor es que esos gritos en el desierto se hacían con fundamento. Y no solo eso se defendía, ante la incredulidad de muchos, que gracias a esas respuestas celulares, las variantes no escaparían a las vacunas. Hace nada: «Las respuestas de células T con pico de SARS-Cov-s inducidas tras la vacunación o la infección siguen siendo sólidas contra Ómicron».   

Pero no solo eso, las células T de memoria y las NK actúan sobre cualquier variante, a pesar de todo lo que hemos tenido que escuchar.

Pero no solo eso. Se ha negado que la RI generada por una variante protegía frente a otra. De hecho hemos tenido casi más variantes de escapes casi que variantes propiamente. Pero lo que es lógico se suele confirmar. 

A pesar de lo que pueda parecer, no menosprecio el papel de los Ac. Solo lo hago tal y como se ha abordado. No se puede hablar de protección por Ac vacunales o de infección previa sin conocer procesos como la hipermutación somática, edición del receptor o maduración de la afinidad ¿Que qué es eso? Pues que las células B de memoria pueden modificar los Ac para adaptarse a las modificaciones de las variantes. ¿A que no lo han escuchado en grandes medios? Pues por aquí se ha comentado hasta la saciedad.

Y como siempre, las proyecciones lógicas y con un fundamento suelen cumplirse.

Estos son solo algunos ejemplos de aspectos que se han comentado, pero no por adivinación sino porque responden a cómo funciona el sistema inmunitario, que se han “obviado” en muchos grandes medios e instituciones ¿La razón? Que cada uno se conteste.

Pero me gustaría acabar con otro estudio reciente que también ha sido denostado y, como siempre que aporta optimismo, se le ha exigido mayor confirmación (no así en el caso contrario).

En este estudio se detecta que omicron se replica fundamentalmente en bronquios, mientras que delta lo hace en pulmón, lo cual redundaría en una menor patología del primero. Algo que se viene observando, pero como puede llegar a ser positivo… pues eso.

La principal crítica a ese estudio consiste que se ha hecho ex vivo (en cultivos celulares). Pero esta crítica adolece de simplista. Un estudio in vivo tiene sus ventajas y desventajas (como todo). Por supuesto, el no ser in vivo limita algunas conclusiones. Pero tiene un gran ventaja y es que está libre del sesgo que puede inducir la RI primaria o de memoria (vacunal/natural) y sugeriría que la patogenia intrínseca de omicron es menor que la de delta. Debe confirmarse, pero me preocupa la simpleza de los análisis que se hacen.

Todo lo expuesto viene siendo comentado, desde hace mucho, por mi y otros científicos por aquí. Sin embargo, ha sido obviado reiteradamente en otros foros. Los hecho están demostrando que esas proyecciones eran ciertas. Pero no es gracias a una por bola de cristal, es por estaban basadas en el conocimiento de cómo funciona el sistema inmunitario, algo que se ha echado mucho de menos estos dos años. Desgraciadamente, poder hablar de algo y saber de algo no son sinónimos. 

Por el contrario nos hemos visto invadidos por hipótesis “posibles” (que no probables) siempre pesimistas y, en muchos casos, próximas a la ciencia ficción. El principio de precaución está bien siempre que tenga un soporte sólido. Cuando simplemente se trata de una ocurrencia cuyo único valor científico es “que no es es imposible” se pasa de precaución a inconsciencia. Un saludo y feliz año».

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.