lunes, 08 de agosto del 2022

Europa vuelve a ser el epicentro mundial de la pandemia por Covid

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Aproximadamente el 75% de los adultos europeos cuentan ya con la pauta completa de la vacuna. Países como España, con el 79% de la población total inmunizada superan la media comunitaria y se encuentran a la cabeza de la UE. Los españoles son, según el último Eurobarómetro, los europeos que más confían en las dosis de vacunas contra la covid-19 como mejor medida para frenar la pandemia.

La pandemia del coronavirus está lejos de terminar. Tras el aparente regreso a la normalidad se esconde una nueva y contundente cuarta ola que está irrumpiendo con dureza en Europa. Tal como indica Público, los casos han aumentado durante el último mes un 55% y las hospitalizaciones se han duplicado. Tres son las explicaciones: el regreso del frío, la relajación de las medidas de seguridad y el techo de cristal que está tocando la vacunación.

- Publicidad -

Los casos están repuntando de forma exponencial incluso en países con buena tasa de vacunación, como Alemania (66%). La libertad de movimiento para aquellos que no cuentan con un certificado de vacunación es todavía más limitada. Países Bajos y Bélgica se han vuelto a poner la mascarilla en interiores tras semanas de verla prácticamente desaparecida de sus vidas.

Ningún país europeo ha ido tan lejos como para hacer la vacuna imperativa, pero la mayoría han maniobrado para poner trabas a la vida laboral, cultural o social de los negacionistas, que pueden suponer un riesgo para la salud pública. Países como Francia o Italia sí han hecho esta práctica extensiva a colectivos como sanitarios o cuidadores.

Negacionistas protestan en Madrid contra las mascarillas y la vacuna del coronavirus. EFE
- Publicidad -

El país que más lejos ha ido es Letonia, que tras declarar el estado de emergencia ha dado manga ancha a las empresas para despedir a los trabajadores no vacunados. La medida se suma a la ya estaba en vigor y que obliga a los empleados del sector público como médicos o profesores a inocularse. Por su parte, la ciudad de Viena en Austria, prohíbe a las personas no vacunadas acceder a cafeterías, restaurantes o eventos que cuenten con más de 25 personas, en una iniciativa que previsiblemente se hará extensible al resto del país ante el aumento de casos. Y Eslovenia ya advierte de un posible nuevo confinamiento.

Hace un año, buena parte del bloque comunitario se encontraba bajo una de las peores fases de la crisis sanitaria: cierre de locales y restaurantes, fronteras cerradas, limitaciones sociales y restricciones de movimiento marcaban la cotidianidad del Viejo Continente. Doce meses después, el aterrizaje de las vacunas y las campañas de inoculación dejan una imagen diferente, pero muy dispar entre los 27 Estados miembros.

- Advertisement -

Así, la realidad es muy distinta en otros países, especialmente en el Este. En países como Bulgaria o Rumanía solo han conseguido administrar la pauta completa al 20% y al 30,7% de su población, respectivamente. Hay informes que vinculan el rechazo a las vacunas con la falta de confianza en el Gobierno. Más al este, fuera de la Unión Europea como en Bielorrusia o Rusia, el porcentaje es aún más bajo por densidad poblacional.

El dilema sobre obligar o no a aquellos que se resisten a inyectarse el suero vuelve a cobrar fuerza con este repunte y con la impotencia de los Gobiernos para acelerar la vacunación. El debate es complicado desde el punto de vista moral y legal. En definitiva la pandemia de los no vacunados supone ya un riesgo para la recuperación económica y la libertad de movimiento en el seno de la UE…

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.