El gobierno escocés quiere celebrar un segundo referéndum de independencia a finales de 2023

Una de las significativas diferencias es que los independentistas escoceses lo perdieron, mientras que los catalanes lo ganaron, el 1 de octubre de 2017.

Nicola Sturgeon, ministra principal escocesa y lider del Partido Nacional Escocés (SNP).

Catalunya aventaja a Escocia, los catalanes ya ganaron su derecho a la independencia. El gobierno escocés quiere reanudar las negociaciones con el Reino Unido para celebrar un segundo referéndum sobre la independencia del país a finales del 2023. El objetivo es hacer una propuesta detallada para que los votantes puedan tomar una decisión «totalmente informada», según palabras de la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon.

El gobierno liderado por el Partido Nacional Escocés (SNP) prevé volver a poner en marcha, así, los planes que tuvo que interrumpir raíz la crisis de la Covid-19. En un discurso ante el Parlamento escocés, Sturgeon ha asegurado que la intención del Ejecutivo es que el referéndum se haga cuando la crisis derivada de la pandemia «haya terminado», pero, en todo caso, «antes de finales de 2023».

Por su parte, el líder del Partido Conservador, Douglas Ross, acusó Sturgeon de tener prioridades «erróneas» y de dejar de lado otras de carácter social como la lucha contra la drogadicción o un plan para recuperar el sistema nacional de salud. Al más puro estilo fascista español como excusa para no aprobar el citado referéndum.

También el primer ministro británico, Boris Johnson, se ha mostrado contrario a la iniciativa y reiteró que no está dispuesto a aceptarla «de inmediato». Sturgeon ha dirigido a los diputados para exponer sus planes para el año que viene a Holyrood, que incluyen la creación de un sistema nacional de salud o reformas de la Ley de Reconocimiento de Género, entre otros.

 

Exit mobile version