La familia Couso denuncia la injerencia de Reino Unido al personarse en la causa judicial

El gobierno británico ha pedido personarse en el contencioso ante Estrasburgo

La familia del cámara y reportero asesinado en Bagdad, José Couso, a la que la justicia española acaba de darle la razón hace unas semanas, ha respondido hoy con contundencia ante la intención del Gobierno británico de personarse en la causa que deberá ventilar el tribunal de Estrasburgo.

Será el Tribunal Europeo de Derechos Humanos quien dirima la responsabilidad del gobierno español en el asesinato del reportero y es precisamente en esta causa en la que el gobierno británico ha manifestado su interés por personarse.

Reino Unido está preocupado porque la sentencia de Estrasburgo podría sentar un precedente que incomoda a los gobiernos: y es que, si Estrasburgo considera que un Gobierno puede ser responsable de lo que suceda a sus ciudadanos, por hechos en un tercer país se estaría abriendo una senda que no deja tranquilos a gobiernos como el de Reino Unido.

 

«No toleramos la intromisión de potencias extranjeras»

La familia del cámara y reportero asesinado ha respondido de manera contundente mediante un comunicado: «No toleramos intromisión de potencias extranjeras en el caso Couso. Ya las sufrimos de un gobierno «colaboracionista» del PSOE trabajando en la sombra y de la mano en la embajada estadounidense para torpedear la querella, buscando su cierre y archivo».

Añaden que fue precisamente lo que finalmente sucedió «pese a la voluntad inequívoca del juez instructor, Santiago Pedraz, de que nos encontrábamos ante un crimen de guerra que debía ser juzgado conforme a las normas del derecho internacional.

La reacción de Reino Unido ha supuesto una sorpresa para la familia, puesto que genera dudas el hecho de que el cumplimiento del Derecho Internacional pueda ocasionar inquietud a gobiernos como el británico.

Exit mobile version