miércoles, 30 de noviembre del 2022

Crisis de Derechos Humanos en la UE: Oídos sordos al maltrato de los refugiados en Lituania

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

En Europa no solo se están infringiendo los Derechos Humanos en Catalunya, en este caso por culpa de España. Hay otros casos dentro de Europa que están semi ocultos para la ciudadanía. Este extenso artículo, casi un reportaje, es prácticamente una exclusiva, porque parece que a nadie le interesa lo que está pasando… En el verano de 2021, el flujo de inmigrantes a través de la frontera entre Lituania (Unión Europea) y Bielorrusia ha aumentado más de diez veces. El número de cruces fronterizos y detenciones crece día tras día…

Lituania ha declarado una situación extrema en esa frontera, desplegando campamentos y construyendo barreras físicas en su territorio. Este pequeño país báltico de la Unión Europea ha montado campos de refugiados, al estilo de campos de concentración, con los inmigrantes. Los están levantando en medio de las áreas boscosas, donde no faltan los chinches, por supuesto el Covid, falta de alimentos, trato vejatorio, incomunicación incluida (les retiran los móviles), disparos si intentan escapar como ya informamos, las vicisitudes del tiempo, frio o extremo calor como el de este verano, hacen el resto…

- Publicidad -

¿Qué ha pasado en los últimos meses y qué está pasando ahora? ¿Y qué tiene que ver Alexander Lukashenko, el presidente de Bielorrusia, con esto? Durante todo el 2020, 74 inmigrantes ilegales cruzaron la frontera entre Bielorrusia y Lituania. A principios de julio de 2021, esta cifra superó los mil quinientos, solo en junio fueron 400. Pero el flujo sigue aumentando preocupantemente. Aún sin superar el que llega a España o Italia por el Mediterraneo.

En el pasado, según Frontex, la Agencia Europea de Protección de Fronteras, el número máximo de migrantes que cruzaban ilegalmente toda la frontera oriental de la UE no superaba los 280 por mes. Alcanzó su punto máximo en el verano de la «crisis de los inmigrantes» de 2015, y la mayoría de los que llegaron a la UE eran ciudadanos de Vietnam o Afganistán. Pero ahora los que solicitan asilo son mayoritariamente de oriente medio, como Irán, Siria, Afganistán o Turquía. También hay titulares de pasaportes de África como Camerún y Congo, y otros países. Además de Bielorrusia y Rusia.

- Publicidad -

Los Inmigrantes

- Advertisement -

Aproximadamente la mitad de los inmigrantes son mujeres y niños. Un gran número de inmigrantes se encuentran en Lituania sin documentos, por lo que su ciudadanía y país de origen solo pueden ser juzgados por sus palabras. A mediados de julio de este año, 500 personas seguían sin identificar. La falta de papeleo complica el ya largo proceso de considerar las solicitudes de estatus de refugiado. Si hay documentos disponibles, puede durar varios meses.

Mientras se considera la cuestión de conceder o denegar asilo, los migrantes no pueden trabajar, pero Lituania debe proporcionarles alojamiento y comida; esto sucede en los centros de alojamiento temporal. El mantenimiento de cada persona en dicho centro (teniendo en cuenta la seguridad y el mantenimiento del pedido) cuesta a Lituania entre 20 y 30 euros al día. Algo difícil de costear para ellos.

En caso de denegación de asilo, la decisión de las autoridades puede apelarse ante los tribunales. Durante este tiempo, la gente permanece en el país. Durante todo el 2020, Lituania, según Eurostat, reconoció a unas 260 personas como refugiados.

El trato a los ‘refugiados

En el pasado, entre 70 y 100 personas vivían en el centro de migración de Lituania, ahora hay 397 inmigrantes allí. Más de 700 más están asentados en otros centros. Con la infraestructura existente, el país podrá recibir varios cientos de personas más, cuyo flujo es cada vez más numeroso. Pero no muchos más.

Para acomodar a las personas, las autoridades ya instalaron un campamento temporal de tiendas de campaña para 250 personas en el centro de migración de la ciudad de Pabrade, dos hangares más (para 70 personas cada uno) aparecerán directamente en el territorio de los puestos fronterizos. Pero si el flujo de refugiados a través de la frontera se mantiene en el nivel actual, pronto será insuficiente. Además, las autoridades lituanas ya deben empezar a resolver el problema de cómo la gente puede pasar el invierno en tiendas de campaña.

El hecho de que la situación en los centros de alojamiento de refugiados ya no sea la más tranquila lo demuestra el incidente del 23 de junio. Cuando un grupo de migrantes provocó disturbios en el centro de migración de Pabrade. Los guardias fronterizos lanzaron gases lacrimógenos y dispararon dos veces al aire. Pero el problema se ha agravado. Ya hay violencia y represión, donde se ha llegado a proporcionar palizas a estos inmigrantes cuando han pretendido salir de esos centros e incluso disparos a matar en la frontera entre Lituania y Bielorrusia. Como la grabación que les mostramos abajo, donde se muestra la imagen de un refugiado que falleció por los golpes de la policía de Lituania, según explican testigos en el pueblo bielorruso de Beniakoni. El fallecido es Jafar Hussein Yusuf, de 39 años.

Vídeo (Atención a las fuertes imágenes):

La UE y Frontex

Desde el viernes, alrededor de 100 agentes del Servicio Europeo de Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) han sido enviados a la frontera de Lituania con Bielorrusia por invitación de las autoridades lituanas para ayudar a patrullar, debido al fuerte aumento en el flujo de migrantes desde Asia y África.

El martes, el Ministerio del Interior de Lituania anunció que enviaría migrantes de regreso a Bielorrusia. Esta es una táctica controvertida que los defensores de los derechos humanos califican de ilegal y peligrosa, y durante muchos años el servicio de fronteras europeo se ha asociado con ella.

La BBC explica qué es Frontex, la estructura de poder de la UE con un mandato amplio y un gran presupuesto, y por qué activistas y periodistas la acusan de violar el derecho internacional. Aunque el último país que pisan antes de cruzar a Lituania pueda ser Bielorrusia, son las propias mafias lituanas las que se encargan de ofrecerles viajar desde otros países vía Turquía o la vecina Rusia, pues suelen llevar pasaporte en regla, a cambio de dinero. Al estilo de las ‘pateras’ en el mediterráneo.

Campo de Refugiados en Pravade, Lituania.

¿Qué dice Lituania?

Según la parte lituana, los inmigrantes cruzaron la frontera hacia el país inmediatamente después de que el avión de Ryanair aterrizara en Minsk, el arresto de Roman Protasevich y la consiguiente reacción de los países occidentales. Lituania está ofreciendo 300 euros a los inmigrantes que se quieran marchar como última opción a la desesperada. Pero sin éxito, porque estos han pagado más de 10.000 para entrar en la Unión Europea.

La Primera Ministra de Lituania, Ingrida Simonyte, dijo que las autoridades de Bielorrusia están directa o indirectamente involucradas en el cruce ilegal de personas a través de la frontera. “Evaluamos el proceso en sí como una agresión híbrida dirigida ni siquiera contra Lituania, sino contra la UE”, dijo el jefe del gobierno lituano.

Según el viceministro de Asuntos Internos de Lituania, Arnoldas Abramavicius, es extremadamente difícil detener el flujo de inmigrantes de Bielorrusia. “Después de hablar con inmigrantes ilegales, resulta que estaban en Bielorrusia, luego a la hora X se les ordenó salir del territorio de Bielorrusia, les mostró el camino a Lituania”, cita al político el portal lituano Delfi.

El 6 de julio, el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, visitó la frontera lituana. Según él, Bruselas tiene la sospecha de que el funcionario Minsk está involucrado en lo que está sucediendo, escribe la emisora ​​pública lituana LRT. «Haremos todo lo posible para brindarles un apoyo más activo», dijo el jefe del Consejo Europeo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Gabrielus Landsbergis, afirma que la mayoría de los migrantes llegan a Minsk a través de los aeropuertos turcos, por lo que Turquía puede ayudar con su identificación. Por su parte, los guardias fronterizos bielorrusos no se ponen en contacto con sus colegas lituanos.

Cartel donde se acusa «Lituania es el ‘Campo de Concentración’ del siglo XXI».

¿Qué dice Bielorrusia?

Desde Minsk se habla del debilitamiento del control sobre los flujos de inmigrantes ilegales, pero no lo considera una agresión. «Honestamente dije que ya no mantendremos a los que esparcen pudriéndose en Afganistán, Irán, Irak. No tenemos dinero ni fuerzas para esto como resultado de sus sanciones. Y, ustedes saben, nadie sabe lo que está sucediendo en Lituania, y en la frontera, es solo un hecho», el portal oficial del presidente de Bielorrusia cita el discurso de Alexander Lukashenko el 2 de julio.

Lukashenko dijo que Bielorrusia podría suspender la cooperación con la UE para combatir la inmigración ilegal en mayo, es decir, antes del incidente con el aterrizaje del avión de Ryanair. El 28 de junio, las autoridades bielorrusas anunciaron que estaban iniciando el «procedimiento de suspensión» del acuerdo de readmisión con la Unión Europea .

El acuerdo, que obliga a Minsk a aceptar a los inmigrantes ilegales que ingresaron a la UE desde el territorio de Bielorrusia, entró en vigor solo el 1 de julio del año pasado. Dichos acuerdos suelen ser un paso clave para simplificar el régimen de visas o abolir por completo las visas a los países Schengen para los ciudadanos del país que firmaron el acuerdo.

El 6 de julio, el jefe del Consejo Europeo Charles Michel (centro) visitó la frontera lituana, con Simón Ingrida presidenta de Lituania.

¿Qué se va a hacer?

El 2 de julio, Lituania, después de que el número de personas que cruzaban la frontera por día superara las 150 personas, declaró que está era ya una situación de emergencia. Según la primera ministra Ingrida Šimonyte, el ejército participará en el patrullaje de la frontera. Además, se comenzará a construir cercas físicas en la frontera.

«Esto no es un muro de piedra o de hierro. Estamos hablando de una barrera en espiral que usa el ejército», dijo Delfi. Lituania planea iniciar negociaciones entre Turquía e Irak para encontrar opciones para un procedimiento simplificado para el regreso de los migrantes a su tierra natal.

Por lo pronto lo que la Agencia Europea de Protección de Fronteras, Frontex, ha hecho para la protección de los derechos humanos de estos ‘refugiados’ inmigrantes, es enviar a seis policías con coches a Lituania para patrullar, y se espera que este número aumente a 30 a mediados de mes. Junto con otros 10 agentes que llegaron de Estonia. Absolutamente nada más…

Manifestación pro-derechos humanos a los refugiados en embajada de Lituania en Minsk, Bielorrusia.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.