sábado, 20 de agosto del 2022

Escándalo por la infame represión de la justicia española a Catalunya ahora a una maestra jubilada

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Mariona Reig, la maestra jubilada de Palafrugell investigada por incitar el odio a un guardia civil ha vuelto esta mañana a los juzgados. Se lo ha citada a declarar otra vez, ahora también por injurias y amenazas, para hacer un comentario a redes sociales contra un agente que participó en las cargas del 1-O. La profesora, que tiene 70 años y movilidad reducida, ha recibido el apoyo de una cincuentena de personas, entre las que la ex consellera Dolors Bassa.

Y como ya hizo la otra vez, ha vuelto a acoger al derecho a no declarar. Dice estar «tranquila» y cree que todo el proceso sólo busca «que estemos callados». «Pero diré lo que me parezca, me he pasado media vida enseñando conocimientos y valores: ¿cree que diría una mala palabra?, se preguntó.

- Publicidad -

El nombre de la maestra jubilada aparece en una causa que lleva el Juzgado de Instrucción Número 3 de Tortosa, y donde hay seis personas encausadas. Se le investiga por haber hacer un comentario a redes sociales contra un guardia civil que participó en las cargas del 1-O.

La foto del agente se difundió por el Facebook después del referéndum. Se le identificaba como uno de los guardias civiles que habían tomado parte en las cargas que hubo en Sant Carles de la Rápita y Roquetes. El agente denunció la difusión de la imagen y los comentarios que la acompañaban, entre los que estaba el de Mariona Reig. La maestra, en concreto, hay escribió que se le debería hacer una visita y «devolverle el favor».

- Publicidad -

Todo ello desembocó en una causa que se ha mantenido secreta durante más de dos años y que tiene más de 1.000 folios. Y que incluso, a parte de la investigación de IP y titularidades de cuentas en las redes, también ha derivado en comisiones rogatorias en el extranjero (entre las que, en Estados Unidos o en Irlanda).

A finales del año pasado, Mariona Reig ya fue citada a declarar por esta causa. Entonces, investigada por un delito de incitación al odio. La maestra jubilada compareció de forma telemática desde los juzgados de la Bisbal, porque tiene 70 años y movilidad reducida (se mueve con un andador).

La Policía el 1-O en Roquetes, antes de cargar.
- Advertisement -

Ahora, por injurias y amenazas

Este martes, la profesora de Palafrugell ha tenido que volver a comparecer. Esta vez, investigada por injurias y amenazas también en el marco de la misma causa. Delante de los juzgados de la Bisbal se han reunido una cincuentena de personas para apoyarlo.

Y como ya hizo la otra vez, Mariona Reig ha vuelto a acoger al derecho a no declarar. A la salida, explicó que está «muy tranquila», dice que no ha hecho «nada» y que su escrito no tenía «ninguna importancia». La profesora de Palafrugell cree que todo obedece a una estrategia del Estado para mantenerlos «callados».

«Quieren que estemos sin movernos; entre la pandemia que les ha ido de perlas y todo ello, nos tienen «, explicó. «Pero yo diré lo que me parezca; me he pasado media vida enseñando conocimientos, pero por encima de todo, valores «, agregó Mariona Reig. «Y entre estos, está el de la justicia; vosotros creéis que yo he dicho una mala palabra o he amenazado alguien, que no lo permitía ni el patio ni en la clase? «, se preguntó.

El archivo, de manera «inmediata»

La abogada de la profesora jubilada, Montse Vinyets, cree que se decretará el archivo de la causa «de manera inmediata». Explica que hay un escrito de Fiscalía que no ve delito de incitación al odio, pero que a pesar de todo, la juez mantiene esta imputación, además de incorporar las de injurias y amenazas. «Una manera de salvar esta macrocausa por unos hechos que no tienen ningún tipo de trascendencia, es intentar introducir estos dos nuevos tipos delictivos», cree la abogada.

«A nuestro entender, la decisión correcta y jurídicamente aplicable sería un archivo absoluto, porque no hay ningún hecho constitutivo de delito; el comentario de Facebook es totalmente inocuo «, añade Montse Vinyets. La abogada también piensa que detrás de la causa se esconde «una pretensión económica por parte del denunciante», porque el guardia civil se encuentra de baja y tiene reconocida una invalidez del 50% a raíz de estos hechos.

«Alega que ha sufrido numerosos perjuicios morales, físicos y psicológicos; pero hay muchos informes médicos a la causa que las defensas hemos entrado a discutir, porque nos parece que se rompe cualquier relación entre los hechos que él denuncia y las consecuencias que recogen los informes «, dice Vinyets. «Esto se debe aclarar en sede de instrucción, pero también encontramos muchas trabas para que esto se investigue», lamenta.

La profesora jubilada, Mariona Reig.

«Es bestial y la represión no se ha detenido»

Entre los que hoy han ido a los juzgados de la Bisbal para apoyar la profesora de Palafrugell había la ex consellera Dolors Bassa; el alcalde de la Bisbal, Enrique Marqués; la alcaldesa de Mont-ras, Vanessa Peiró; el diputado de JxCat el Parlamento Salvador Vergés; el diputado de ERC en el Congreso Joan Margall, concejales de Palafrugell y miembros del CDR Pescado Frito.

Dolors Bassa, que conoce a Reig de haber trabajado juntas algún tiempo haciendo de maestros, dice que la causa contra la maestra jubilada es un ejemplo de que «la represión no se ha detenido». «Es bestial que a una persona mayor y discapacitada, porque haya hecho un escrito en Facebook, se le puedan imputar delitos de odio; no se entiende de ninguna manera «, dijo la ex consellera.

«Nosotros hemos salido de la cárcel con un indulto y es evidente que tenemos mejor calidad de vida, pero también es evidente que la represión no se ha acabado», añadió Dolores Bassa. Por ello, la ex consellera dice que se debe seguir trabajando para conseguir la amnistía y por el derecho a la autodeterminación.

Y volviendo al caso de Mariona Reig, Baja afirmó: «Creo que si se decide que esto es un delito de odio, se habrán sobrepasado los límites de los derechos generales que tenemos en el país». «Pienso que lo que debería hacer es archivar la causa», cree la ex consellera.

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.