lunes, 15 de agosto del 2022

La presunta antigüedad de la bandera de España

|

Más noticias

Gabe Abrahams
Gabe Abrahams
Columnista y analista político en diversos medios digitales.
- Publicidad -

Dirigentes políticos principalmente de Ciudadanos, el PP y VOX han declarado en no pocas ocasiones que la bandera de España actual viene de la Edad Media, de los Reyes Católicos, etc. La bandera de España actual, conocida como la rojigualda, es bastante más reciente. Su recorrido histórico es mucho más corto de lo que muchos piensan.

La actual bandera de España fue adoptada por primera vez en 1785, dentro del ámbito de la Marina. En 1843, Isabel II decretó que se utilizara en las Unidades del Ejército e Infantería de Marina. Su uso no se generalizó hasta finales del siglo XIX, siendo obligatoria en edificios públicos solo a partir de 1908.

- Publicidad -

Antes de la aparición de la bandera actual de España, durante siglos, no se conoció en España, en aquella época las Españas, más bandera que la bandera de paño blanco con una Cruz de Borgoña en rojo. Su introducción data de 1506 y se produce con la Guardia Borgoñona de Felipe el Hermoso.

La bandera blanca con la Cruz de Borgoña en rojo ondeó por primera vez como insignia de las Españas en la batalla de Pavía en 1525 y fue la utilizada por los tercios y regimientos de infantería. Los tercios la portaron como bandera incluso con paños de diferentes colores como el amarillo, entre otros.

- Publicidad -

La prueba más evidente de que la bandera blanca con la Cruz de Borgoña en rojo fue la bandera de España hasta hace relativamente poco tiempo la tenemos en las banderas actuales de lugares que formaron parte del Imperio español.

Esas banderas no reproducen en su diseño ninguna bandera rojigualda, sino que son una fotocopia casi exacta de la bandera de paño blanco que lucía la Cruz de Borgoña. Dos ejemplos son las banderas de los estados de Florida y Alabama.

- Advertisement -

El olvido que sufre la antigua bandera de España, que durante siglos y hasta hace relativamente poco tiempo fue la oficial, responde a un desconocimiento histórico de una parte de la derecha; y también a un rechazo visceral de la izquierda, por la utilización que hicieron los Carlistas de la misma. Pero la historia es la que es, guste más o guste menos, y no puede tergiversarse.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.