martes, 09 de agosto del 2022

El vicepresident Puigneró reclamará al Estado el cumplimiento «íntegro» del dictamen de Europa

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

El vicepresident Jordi Puigneró ha asegurado este domingo que el «primer punto del orden del día» que pondrá en la mesa del diálogo es que el Estado cumpla «íntegramente» el dictamen del Consejo de Europa y que pide la liberación de los presos del 1-O y la retirada de las euroórdenes. En una entrevista en Catalunya Radio, Puigneró ha mostrado «escéptico» con la mesa de diálogo y reclamó al gobierno español «hechos y no palabras». «El trilerismo de Sánchez ya lo conocemos», dijo, «cuando vemos la actitud que tiene en la mesa de diálogo, veremos si Junqueras tiene razón o no». Puigneró también ha justificado que Catalunya debe estar representada en la cena inaugural del Mobile: «Voy a la cena del Mobile, no a la cena del rey».

El vicepresidente y consejero de Políticas Digitales y Territorio ha defendido que, ya que en España son «tanto amantes del imperio de la ley», reclamará a la reunión de la mesa de diálogo el cumplimiento del dictamen del Consejo de Europa. «Será uno de los primeros puntos que pondré en el orden del día de la mesa», dijo, ya que si el Estado «quiere pertenecer a la UE, debe cumplir con los estándares europeos». Hay que recordar que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó hace unos días el informe que reclama la reforma del delito de sedición y rebelión en España, así como el indulto o la excarcelación de los presos del Procés, la paralización de las peticiones de extradición y que decaigan los juicios pendientes.

- Publicidad -

Puigneró ha reconocido que, en el acuerdo con ERC, aceptaron la mesa de diálogo porque es una «voluntad» de los republicanos, pero son «escépticos» con los resultados que pueda dar. Después de que el presidente de ERC, Oriol Junqueras, haya afirmado en una entrevista en ‘La Vanguardia’ que «el gobierno español actual tiene una actitud más comprometida con el diálogo y la negociación que los gobiernos del PP de la última década «, Puigneró cree que lo que se debe pedir son» hechos y no palabras «. «Cuando vemos la actitud que tenga Sánchez en la mesa de diálogo, sabremos si Junqueras tiene razón o no. Mientras tanto, las buenas palabras se las lleva el viento y nosotros queremos hechos «, aseguró.

Preguntado sobre las diferencias entre ERC y JxCat para conseguir la independencia, Puigneró ha reconocido que «la estrategia diverge en plazos y formas». A pesar de hacer un «voto de confianza» en la mesa de diálogo, ha avisado de que si en dos años no da ningún resultado para que el Estado bloquea cualquier avance, «hay que hacer un embate democrático» que se de pactar entre las diferentes fuerzas independentistas. En este sentido, ha recordado que JxCat no renuncia a la vía unilateral dentro de dos años. Una vía que Puigneró considera que el Estado «ejerce permanentemente». «Es una vía que siempre debemos tener presente, nos permitió hacer el 1-O», ha dicho.

- Publicidad -

Junqueras también ha anunciado que dentro de dos semanas previsto encontrarse con Carles Puigdemont en Estrasburgo. Puigneró cree que esta será «una muy buena foto» porque «recupera la imagen de lo que significó el gobierno del 1-O». El vicepresidente no ha querido entrar en las relaciones personales entre ellos y cree que «lo importante es que haya relación política». Sobre el Tribunal de Cuentas, Puigneró cree que «se podría asimilar al tribunal de la Santa Inquisición» y cree que el gobierno español debería «buscar un mecanismo» para que dejara de actuar «de forma tanto parcial».

El Mobile de la «recuperación»

- Advertisement -

El vicepresidente asistirá este domingo por la noche la cena inaugural del Mobile World Congress 2021 y coincidirá con el rey Felipe VI. También asistirán el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau. Puigneró ha justificado la asistencia del Gobierno porque es una cena «importante» con empresarios del sector tecnológico, y Cataluña «hay que ser representada».

«Voy a la cena del Mobile, no a la cena del rey», ha dicho. Durante la cena, no se ha planificado ningún tipo de contacto con el rey, pero ha añadido que son «el agente del diálogo y no le negamos la palabra a nadie». Recordó que es un acto organizado por GSMA, no por la Casa Real, y que el ex Quim Torra también asistió.

Puigneró cree que el MWC que comienza este lunes será el de la «recuperación», aunque no podrá alcanzar las cifras de ediciones anteriores, con las pantallas de móvil flexibles como una de las novedades. De momento, el contrato con GSMA tiene vigencia hasta 2023 y Puigneró prevé poder alarga en futuras negociaciones que aún no han comenzado. También ha explicado que Madrid lleva años intentando acoger el Mobile, pero que «no se ha salido». De hecho, ha pronosticado que, en caso de que el Mobile marchara de Barcelona, ​​no lo haría en Madrid: «Irá antes en Singapur, en Londres o en cualquier otro sitio».

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.