viernes, 30 de septiembre del 2022

La tóxica realidad del Régimen del 78 con Felipe González a la cabeza por los indultos del Procès

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Quien aún dude que no se puede confiar en España y su ‘diálogo’ con Catalunya, solo tiene que oír la semana que trascurre por la decisión de indultar a los Presos Políticos del Procés por parte del Gobierno. Hasta Felipe González, un político con pasado oscuro donde los haya, (no solo por lo de la «X»), ha decidió salir por las televisiones españolistas. Detrás de la mascara de este ‘socialista progresista’, se encuentra uno de los grandes defensores de la ideología conservadora, del Ibex, y de todo lo que signifique ir en contra de una España plurinacional. La última, con una toxicidad digna de la catalanofobia de la que siempre ha hecho gala, manifestarse absolutamente en contra de los indultos a los Presos Políticos del Procès.

Todo pese a que él mismo aprobó en 1988 un indulto al general Armada, uno de los principales artífices del golpe de estado perpetrado por el Ejército español y la Guardia Civil el 23 de febrero de 1981. Es decir, niega el indulto a los que pusieron urnas pero se lo concedió a quienes sacaron tanques a la calle. El conservadurismo con el maneja su esperpéntica verborrea, podría funcionar en los 80, pero ya no cuela en el 2021. Si hay alguien que aún cree en la ‘Mesa de Diálogo’, tras la avalancha de criticas por parte del Régimen del 78, es que tiene un concepto erróneo de la realidad de como piensa España versus Catalunya, con la Independencia de esta mediante.

- Publicidad -

Ayer por la noche en una entrevista ‘a medida’ en El Hormiguero de Antena 3, como siempre hace su presentador a quien se le vea el plumero de defender el Régimen del 78, señalaba que la democracia española es «madura» aunque «estemos empeñados en estropearla por la crispación y el enfrentamiento». «La Constitución Española no declara enemigos, aunque haya gente que esté en contra de la Constitución, de uno u otro signo. Eso nos diferencia», afirmaba. O sea, o se dice lo que el piensa, en lo de Una, Grande y Libre o ya estas enfrentado con sus ‘reglas del juego’.

El expresidente ‘socialista’ González afirma que la Carta Magna «es no militante». «Que no sea militante significa que admite posiciones incluso ideológicamente contra la Constitución. Lo que no admite es que nadie unilateralmente rompa las reglas del juego». Por ello ha insistido en que hay un «procedimiento previsto» para cambiarla. «¿La quiere romper a la fuerza? No tiene derecho», ha zanjado. Pero ellos si la modificaron de forma intencionada, con nocturnidad y alevosía, en un verano del 2011, justo ahora hará 10 años, para cambiar el artículo 135. Ellos si pueden rompen las reglas, porque para eso el juguete es suyo. 

- Publicidad -

También pedía gobernar a los catalanes «desde la Generalitat» para «superar la fractura en la sociedad catalana. Eso, ha dicho, exige «una aproximación y reconciliación», y se hará «desde el respeto a la legalidad». La del Régimen del 78. «Lo fundamental es la lealtad institucional, siempre recíproca. Cuando alguien es desleal no quiero que vaya a la cárcel. No quiero que ocupe la responsabilidad que le permite ser desleal, que no es lo mismo», ha concluido. Por lo que le parece lógico que permanezcan en la cárcel. Lo dice claro y llano: «Si quieres que te perdonen los pecados te tienes que arrepentir». Represión hasta el final.

Diferentes para él son los indultos socialistas a militares como Alfonso Armada, por el Golpe de Estado del 81, a banqueros como Alfredo Sáenz delegado del Santander, al kamikaze que mato a inocentes, y los consentidos junto al PP a los integrantes de la banda armada GAL, y un largo etc. PP a parte. Todos ellos si siguieron las reglas del juego. Desde 1996, en España se han concedido 10.582 indultos. Y solo en el año 2000, se alcanzaba un máximo histórico al registrarse 1.744 “absoluciones”. Solo en el último lustro 182 indultos. Hipocresía toxica en estado puro, la de Felipe González. El señorito andaluz dando falsos discursos al labriego…

- Advertisement -

Vídeo del infame momento sobre los indultos:

Donde dije digo, digo Diego:

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.