sábado, 13 de agosto del 2022

El acuerdo de ERC y JxCat indica que prevalece un referéndum «acordado con el Estado»

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

                                       [Acuerdo de gobierno entre ERC y JuntsxCat]

- Publicidad -

El acuerdo que han firmado ERC y JxCat debe permitir que a finales de semana Pere Aragonés sea investido presidente. Pero el documento concreto va más allá y, una vez hecho público trece horas después de anunciarse el acuerdo, se dan a conocer detalles sobre la estrategia independentista pactada. Así, el acuerdo habla de apostar por un referéndum de autodeterminación «acordado con el Estado» como única vía para «sustituir el mandato político del 1 de octubre», es decir, a falta de acuerdo volvemos a la unilateralidad. Igualmente, el documento avanza que el Parlament «validará» en breve un proceso «de negociación» con España y creará una comisión al respecto que hará seguimiento y estudio.

El texto presentado en rueda de prensa al mediodía por Pere Aragonés y Jordi Sánchez aún está pendiente de ser validado por las bases y organismos internos de los dos partidos, pero se da por prácticamente seguro que será avalado por ERC y JxCat. En su primera parte, el documento aborda la estrategia independentista desde diferentes puntos de vista y centra parte de la atención en el camino hacia la república catalana que quieren seguir. Así, los dos partidos aseguran compartir «que el derecho a la autodeterminación es la única vía democrática para la resolución del conflicto político entre Catalunya y España» y que «sólo un referéndum de autodeterminación acordado con el estado puede sustituir el mandato político del referéndum del 1 de octubre de trabajar para hacer real la república catalana «. Más adelante, al tratar la necesidad de abordar «un embate» con el Estado, los dos partidos aseguran que los espacios de coordinación independentista «estudiarán e impulsarán una acción internacional orientada a solicitar, llegado el caso, la intervención de los organismos europeos para alcanzar un referéndum acordado y vinculante «.

- Publicidad -

El diálogo con España y la necesidad de negociar, de hecho, están presentes en numerosos puntos de esta primera parte del acuerdo. El texto constata «la necesidad de una amnistía como única solución para poner fin a toda la represión política de los últimos años y la necesidad de resolver el conflicto mediante actuaciones democráticas y políticas», así como «la apuesta por el diálogo y la negociación política para resolver el conflicto político «y por» una confrontación cívica y pacífica para forzar al Estado a asumir la realidad hasta ahora negada «. «Compartimos que hay que preparar desde todos los resortes al alcance los diversos escenarios de confrontación democrática para ganar el ejercicio efectivo del derecho a la autodeterminación», detalla el documento.

Más allá de eso, el texto asegura que las estrategias de ERC y JxCat para los próximos años son «compatibles». En este sentido, se dice claramente que «un proceso de negociación con el Estado es probablemente la vía más directa y homologable a los estándares democráticos internacionales para afrontar y resolver el conflicto político entre Catalunya y el Estado, y terminar también con la represión y persecución política del independentismo». Igualmente, ERC y JxCat afirman que «el mejor de los instrumentos para la resolución del conflicto, es un referéndum de autodeterminación acordado con el Estado», pero al mismo tiempo afirman ser «conscientes de que el proceso de negociación con el Estado tiene unas dificultades enormes y unas posibilidades de éxitos muy limitadas, en especial si no se consigue incrementar la fuerza negociadora». «Por eso hay que trabajar todas las vías democráticas que nos permitan forzar democráticamente el Estado a la resolución del conflicto, dado que éste no está respondiendo a las expectativas de los grandes consensos de la ciudadanía de Catalunya. Hay, pues, que seguir trabajando con fortaleza para poder plantear un nuevo embate democrático que permita alcanzar la República Catalana y la independencia de nuestro país , aseguran, añadiendo que hay una «confrontación democrática con el Estado para forzarle a una resolución del conflicto, especialmente si se confirman las limitadas posibilidades de éxito del proceso de negociación .

- Advertisement -

En esta estrategia negociadora plana en el subtexto del documento la mesa de diálogo. Aunque se lo menciona poco, el acuerdo en habla y comienza abordándola remarcando las diferentes visiones al respecto. «ERC apuesta por seguir explorando al máximo la Mesa de Diálogo, Negociación y Acuerdo entre Catalunya y el Estado, como expresión de la negociación con el estado, con el fin de construir una solución política y democrática a un conflicto que es político y democrático y se compromete a no dilatar la mesa innecesariamente. Por su parte, Junts per Catalunya, asume dar una oportunidad a este espacio para que se convierta en un punto real de Negociación. El escepticismo y las dudas de Junts per Catalunya sobre los resultados de la Mesa de Diálogo, Negociación y Acuerdo, no serán un impedimento para trabajar y participar lealmente en el proceso de diálogo y negociación con el gobierno español», suscriben los partidos. En este sentido, detallan que «una vez se han fijado estas posiciones, ERC y Junts per Catalunya acuerdan trabajar desde la confianza y la lealtad mutua para fortalecer la posición negociadora de la parte catalana y mejorar las condiciones y garantías del proceso de negociación «.

En esta estrategia, el documento concreta cuáles serán los primeros pasos a seguir en este sentido. «Promover en el marco del Parlament de Catalunya un reconocimiento y validación del inicio del proceso de negociación y constituir una comisión con el objetivo de hacer seguimiento, rendición de cuentas y comparecencias de expertos sobre procesos de negociación», fija el documento como primer punto, seguido de un segundo que compromete al Govern a «constatar su voluntad de establecer un marco negociación con el Gobierno español para la resolución democrática del conflicto político«. Por último, adelantan que se trabajará por un «Acuerdo Nacional por la Autodeterminación y la Amnistía como espacio amplio y plural de reflexión con la sociedad catalana y dotar el proceso de negociación de la máxima fortaleza».

Además de detallar ligeramente como funcionará el espacio de coordinación y dirección colegiada del independentismo, el documento explica también como se han comprometido ERC y JxCat resolver sus discrepancias, cuando salten al día a día de la política. «Los socios de la coalición se comprometen a resolver constructivamente las diferencias y conflictos que resulten tanto en el día a día como en las cuestiones de modelo y estrategia de país. En aquellos puntos donde las diferencias y disensos no sea posible reconducir, los socios de la coalición se comprometen, una vez detectados, a trabajar su su gestión con el objetivo de minimizar los posibles impactos negativos en la consecución de los compromisos establecidos en este acuerdo», se lee en el texto firmado. Además, reconocen que «a lo largo de la legislatura se enfrentarán a desafíos y contradicciones derivadas de provocaciones y críticas». «Tomando conciencia de esta situación, se comprometen a resolver estas situaciones de mutuo acuerdo, siempre priorizando el entendimiento frente a la división interna», concluyen.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.