jueves, 11 de agosto del 2022

El inesperado efecto ‘sanador’ de la vacuna

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Algunos de los síntomas que padecen las personas con Covid persistente son el cansancio, falta de aire, malestar general, dolores de cabeza, bajo estado de ánimo, dolores musculares, febrícula, déficit de atención, diarrea, palpitaciones o mareos. Se trata de un grupo de pacientes que, meses después de haber superado la Covid-19, ya sea de forma leve o grave, continúan sintiendo molestos síntomas que afectan a su vida laboral y personal.

Este problema, conocido también como ‘Long Covid’ o síndrome post covid, suele afectar al 10% o 15% de las personas que han pasado el coronavirus, especialmente a mujeres de entre 30 y 50 años, que sufren síntomas de más de 185 días, según una encuesta publicada en noviembre de 2020 por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en más de 2.000 personas. Sin embargo, otra encuesta más reciente ha arrojado algo de esperanza para quienes padecen esta larga agonía, ya que las vacunas podrían ayudar a remitir los síntomas.

- Publicidad -

El doctor William Li aseguró en CNN que alrededor del 40% de los pacientes vacunados se habían mejorado del Covid persistente en Estados Unidos. También en España ha comenzado a notarse este inesperado, pero muy positivo, efecto de la vacuna. “Hemos constatado la existencia de bastantes casos” en nuestro país, indica en El Confidencial, Lorenzo Armenteros, portavoz de la SEMG. “Algunos llevaban meses de baja laboral y, tras la vacuna, especialmente después de la segunda dosis, han recuperado su vida normal”. Se han ‘sanado’ de golpe.

Una de las personas que pudo recuperar su vida fue Victoria Moreno, según recogió El País hace un mes. Esta auxiliar de enfermería superó dos veces la Covid-19 y estuvo meses padeciendo el síndrome post covid, hasta que comenzó a mejorar después de vacunarse el 26 de enero. A partir de ese momento, ya no se quedaba afónica y la niebla mental había remitido. El 2 de marzo, tras recibir la segunda dosis, pudo volver a su puesto de trabajo, ya que llevaba de baja desde septiembre. “Aún tengo pensamientos extraños, feos, pero la mayoría de las sensaciones están remitiendo”, contaba.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.