domingo, 03 de marzo del 2024

La Infanta Elena acoge en el piso regalado por su padre Juan Carlos a su cuñado Iñaki Urdangarin

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Para los monárquicos borbónicos, la tercera en la línea de sucesión del trono de España es la Infanta Elena, que va detrás de sus dos sobrinas Leonor y Sofía. Elena ha sido noticia esta semana porque, como ya viene siendo habitual, ella es el lazo de unión entre los pedazos que quedan de la familia Borbón y Grecia.

Elena, según nos vuelve a contar Lecturas, llevaba una temporada viviendo sola en el piso que su padre, el rey Juan Carlos, le regaló en el madrileño barrio del Niño Jesús, (no sabemos si con el dinero que tenía en algún paraíso fiscal, o de otra forma) donde ahora tiene dos inquilinos nuevos: su sobrino Juan Valentín y su cuñado, Iñaki Urdangarín. 

- Publicidad -

Doña Elena María Isabel Dominica de Silos de Borbón y Grecia, Infanta de España, duquesa de Lugo, No tienen problema de espacio, ya que el domicilio de la Infanta es de casi 500 metros cuadrados sin contar la terraza, con cinco habitaciones y tres baños. Ahora mismo, los hijos de Elena Felipe Froilán y Victoria Federica no se encuentran viviendo en ella.

- Publicidad -

La duquesa de Lugo se cambió de casa tras su divorcio de Jaime de Marichalar, en 2007. Primero vivió en una casita en la zona madrileña de Fuente del Berro para luego mudarse de forma definitiva al Niño Jesús a unos 100 metros del Retiro. La hija de los eméritos obtuvo la custodia de sus dos hijos, por lo que vivían con ella para pasar con su padre los fines de semana alternos y la mitad de las vacaciones.

Elena, dedicada a su trabajo y a recuperar a sus amigos de juventud, entre ellos el amor de su juventud, el jinete Astolfi. Hace ya muchos años que Marichalar o ‘Don Jaime’ (cómo él mismo pide que le llamen) pasó al olvido total en toda la zona de influencia de Zarzuela. Sólo había una persona en la Familia Real que curiosamente le tenía cariño, la actual reina Letizia.

- Advertisement -

El marido de la infanta Cristina solo tiene que ir a dormir a la cárcel de lunes a jueves. Por el día trabaja en el centro Don Orione y por la noche tiene que ir a dormir al Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares (Madrid). Aunque Madrid es, por obligación, el núcleo principal de su libertad, cada viernes Urdangarin se traslada hasta Vitoria para pasar el fin de semana. Allí se reencuentra con la infanta Cristina.

 

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.