miércoles, 07 de diciembre del 2022

Mujeres con presencia pública que sufren violencia claman su situación: «Es una tortura»

|

Más noticias

Josep Herrera
Josep Herrera
Periodista Journalist Press                                                                                                                                                                             diariolasrepublicas@gmail.com
- Publicidad -

Terrible e indescriptible situación por la que tienen que pasar infinidad de mujeres feministas. Cerca de 300 mujeres del periodismo, la cultura y la política, entre otros sectores, han firmado un Manifiesto, que condena las agresiones a mujeres feministas con presencia pública en forma de insultos, amenazas de muerte, acoso o agresiones físicas.

El manifiesto se lanza días después de la agresión que sufrió la periodista, colaboradora de Público y Activista del Feminismo Irantzu Varela, que fue golpeada en la cara por su vecino en el rellano de su propio domicilio. Varela recibió insultos y expresiones como «lesbiana de mierda, nos has contagiado a todos», «marimacho» o «apestada».

- Publicidad -

A pesar de que el infame agresor fue a increparle por un asunto relacionado con el reciclaje, el residente profirió expresiones machistas y lesbofobias que, como aseguraba la activista de esa publicación, «nada tenían que ver con el reciclaje».

Una verdadera lacra que hoy en día sufren las mujeres por culpa del machismo. Al tratar con un conjunto de prácticas, comportamientos y dichos sobre la superioridad del hombre sobre la mujer que se ha enquistado en nuestra sociedad de manera sistemática… Este es el cuerpo del Manifiesto:

- Publicidad -

Es una tortura

Manifiesto de las mujeres con presencia pública

- Advertisement -

El pasado 13 de diciembre de 2020, un hombre golpeó en la cara a la activista del feminismo Irantzu Varela tras insultarla con expresiones como “lesbiana de mierda, nos has contagiado a todos, apestada”. Sucedió en el rellano de su propio domicilio.

Las agresiones a mujeres feministas se han multiplicado hasta el punto de hacernos la vida insoportable, particularmente a aquellas que por razones profesionales o por nuestra lucha contra el machismo, tenemos una presencia pública constante

Insultos, amenazas de muerte y acoso se han convertido en cotidianos en las redes sociales. Pero no solo ahí. Resulta, además, alarmante cómo en los últimos tiempos las agresiones, tanto verbales como físicas, han saltado de la red a la calle, llegando a extremos como el sufrido por Varela.

No se trata de una agresión puntual a una mujer o a otra. Se trata de TORTURA.

La Real Academia de la Lengua (RAE) ofrece el siguiente significado de TORTURA en su primera acepción:

Del lat. tortūra.
1. f. Grave dolor físico o psicológico infligido a alguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener de él una confesión, o como medio de CASTIGO.

Las aquí firmantes, en representación de muchas otras, queremos denunciar que la TORTURA a la que nos vemos sometidas es una forma de CASTIGO por nuestra intervención en el ámbito público.

Las aquí firmantes, en representación de muchas otras, queremos denunciar que la sociedad y las instituciones públicas han normalizado dicha TORTURA de tal forma que han convertido un crimen en mera costumbre.

Las aquí firmantes, en representación de muchas otras, queremos denunciar que la mayoría de los medios de comunicación parecen haber decidido que la TORTURA a la que se nos somete carece de cualquier interés informativo o consideración en el ámbito de lo delictivo.

Las aquí firmantes, en representación de muchas otras, queremos denunciar que la mayoría de los partidos políticos evitan tratar y regular esa TORTURA a las mujeres cuya presencia pública parece merecer agresión y acoso habituales.

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.