lunes, 15 de agosto del 2022

¿Cómo ha cambiado nuestra forma de consumir en la pandemia?

|

Más noticias

Beatriz Talegón
Beatriz Talegón
(Madrid, 5-5-1983) Licenciada en Derecho por la UAH, estudios en economía del desarrollo por la LSE en Pekin. Analista política. Ex Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Actualmente colabora como analista política en distintos medios de comunicación (prensa escrita, radio y televisión).
- Publicidad -

Desde que comenzó la pandemia en marzo de este año han cambiado muchas cosas en la vida de todos. Pero quizás una de las que más impacto ha tenido -además del ámbito laboral, y de medidas sanitarias- haya sido el relativo al consumo.

Hacer la compra ya no es igual que antes. Y precisamente sobre las tendencias se ha llevado a cabo una investigación para conocer mejor cómo hemos cambiado en nuestros hábitos a la hora de comprar, de planificar y de hacer dieta. 

- Publicidad -

Compramos productos más saludables y en comercios cercanos

En términos generales, el estudio que han llevado a cabo el Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA), la UPC junto al Instituto de Recerca i Tecnología Agroalimentaria (IRTA) señala que preferimos comprar productos locales, más saludables y duraderos.

- Publicidad -

El estudio fue presentado ayer por la consejera de Agricultura, Teresa Jordá, y en él se permite identificar los cambios en las tendencias.

Han sido 1.200 las encuestas realizadas durante los meses de mayo y junio. 501 encuestas responden a consumidores en Cataluña y 702 a otros territorios del Estado español. 

- Advertisement -

En un 5,3% de los consumidores catalanes y en un 4,8% en los demás territorios se ha apostado por acudir a las tiendas más cercanas al domicilio, evitando los grandes supermercados. La razón fundamental ha sido la de apoyar al comercio local, además de evitar aglomeraciones y pasar mucho tiempo expuesto al posible contagio.

La frecuencia de compras se ha reducido en el 20% de los catalanes y en el 23% de los demás territorios. Se intenta comprar ahora más cantidad, que evite que tengamos que salir tan a menudo a comprar. Y en las compras gastamos más dinero por norma general. Tenemos más tendencia a almacenar alimentos en comparación a como lo hacíamos antes: congelamos y organizamos la comida con una mayor visión temporal.

Hemos aumentado, en toda Europa, el consumo de frutas y hortalizas, algo muy saludable. Se ha aumentado también el consumo de dulces, como el chocolate. Sin embargo, hemos comprado menos comida elaborada o precocinada. 

Se ha conseguido reducir el desperdicio de alimentos en un 18%. 

El estudio puede consultarse aquí

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.