miércoles, 05 de octubre del 2022

La agonía de Trump

|

Más noticias

- Publicidad -

Ya han votado 80 millones por correo, y dicen los vaticinios que los demócratas se alzarán con la victoria, ya han empezado a abrirse los colegios electorales, el de al lado le dice a Trump que no beba tanto café, la taza vuela por el santuario oval, la mesa se toma un rebote y se pone el cartel encima de se busca nuevo inquilino más educado, un truco inventado por un presidente humorista para distraer el último trimestre.

Sus devotos hacen colas a cara destapada, el populacherismo es así, aunque los ricos del amigo salen con sus alardes a votar con la nariz tapada, por si las moscas. El de al lado que lleva las encuestas, prepara el comunicado para declararse campeón, al menos por un rato, pero la prorroga se ha jugado anticipadamente en diferido, con temor y deseo de cambio.

- Publicidad -

Nosotros no tenemos nada que envidiarle a los yanquis, aquí tuvimos a Jesús Gil, un ser tan capaz que mandaba a la policía municipal a llevar y  abandonar los travestis por la carretera de Ojén; imperioso a más no poder llegaba a lomo de Imperioso a los mítines a largarse su perorata, conservaba la foto de Franco en su despacho a modo de talismán de creyente en la democracia; por sus pasos no creció la hierba, pero el ladrillo se hizo el dueño de Marbella; lo contaminó todo con su afán recalificador, hasta al mismísimo OO7, al servicio de su Majestad y Guillermo de Baskerville, franciscano ejemplar del Nombre de las Rosas, el humano escocés Sean Connery ajó su nombre por la pasta, las cosas de Gil.

El capitalismo depredador y dicharachero, de vez en cuando, arremete con un ejemplar del tamaño de estos bocazas, y seduce  a las tribus que, en las crisis, están más perdidas que el “barco del arroz”, son antisistema por antonomasia, o la mejor representación del capitalismo sistémico a la brava, “trato con truco”, pueden dejar a todo el mundo con la boca abierta, en programas de máxima audiencia, que cuentan con estos milagros para aumentar los niveles de pasmarotes risueños frente a las pantallas.

- Publicidad -

Biden era el paje de Obama, ahora el placebo que nos lanza el aparato de los demócratas tras su enseñoreada disputa, era el de más curriculum en el aparato de poder de los donkeys, estando más visto que Morgan Freeman en la Casa Blanca. No añade nada nuevo, viene a dejar las cosas tal como estaban, pero con mascarilla, todos ven un papado tranquilizador, pero por si las moscas los futuristas ven a Kamala Harris llorando frente a su féretro. Larga agonía electoral a Trump.

Curro Flores

- Advertisement -

 

 

 

- Publicidad -

Lo más leído

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe las últimas publicaciones diariamente en tu correo para estar al día de los acontecimientos más recientes tanto dentro como fuera de nuestro país.